Patricia Pastor es tunuyanina, en mayo pasado tuvo un Infarto que la llevó a ser intervenida en el Hospital Scaravelli de Tunuyán, además de diagnosticarle insuficiencia respiratoria.

Ante está situación desde el nosocomio la derivaron al Hospital Central, para una intervención a corazón abierto, una cirugía de alta complejidad.

Durante la operación se dieron cuenta que otra parte del órgano también estaba dañada. De esta manera tuvieron que reparar dos válvulas del corazón y colocar tres bypass a las arterias. La operación concluyó siendo un éxito pero la recuperación se complicó y llevo a Patricia a estar en estado de coma, dónde debieron colocarle un respirador artificial a través de una traqueotomía.

Pasado ese tiempo, Patricia logra despertar y comienza a descompensarse nuevamente. Trás estudios realizados por los profesionales obtienen como resultado que había adquirido un virus intrahospitalario.

Ante el proceso de recuperación y tratar de eliminar este virus, Patricia fue víctima de la pandemia y se le suma a su estado de salud que sería Covid-19 Positivo.

Ya recuperada de Covid-19, respondiendo favorablemente a la eliminación del virus intrahospitalario y con su corazón controlado, Patricia y su familia necesitan la ayuda de todos. Luego de haber pasado tanto tiempo (3 meses) con respirador sus músculos están atrofiados. Es por eso que la única solución es internarla en la Clínica San Andrés, especialista en la rehabilitación que ella necesita.

Si bien aún no se sabe el costo diario que tendrá ésta rehabilitación se calcula que será entre $15.000 y $18.000 por día, una suma alta frente a la situación atravesado y teniendo en cuenta que no cuenta con obra social.

Gimena Pastor ante está situación ha abierto una cuenta en el banco para recibir ayuda económica de todos los interesados.

También pueden comunicarse al teléfono 2622463243