Forma parte del programa «Reinventa», que consiste en capacitar y contar con mendocinos para tareas en la industria vitivinícola, teniendo en cuenta las restricciones que existen para los trabajadores «golondrinas».

El plan acordado por el Gobierno, las cámaras vitivinícolas y Soeva (Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas), que consiste en captar y capacitar a trabajadores mendocinos desempleados con el propósito de encarar la vendimia 2021, ha resultado muy auspicioso.

El programa fue presentado el jueves 15 y en cuatro días ya registraba 3.029 inscriptos, mientras que ahora se había superado los 3.600 en su mayoría del Gran Mendoza.

“Hasta el día de hoy (miércoles), a través del registro de Información nominal para vendimia y tareas agrícolas se han sumado más de 3600 mendocinos interesados en ser parte de las tareas que se aproximan. Muchos de ellos tienen experiencia por lo que no requieren ser capacitados y muchos otros no. Es allí donde el programa estará presente acercando oferta y demanda de mano de obra”, expresó Emilce Vega Espinoza, directora Territorial de Empleo y Capacitación.

El objetivo es alcanzar mínimamente los 6 mil trabajadores, que representa algo más de la mitad de los que moviliza la cosecha de uvas cada año.

«Entre los postulantes, 2 mil ya trabajaron entre los viñedos, mientras que para el resto el ciclo 2021 será su primera vez, luego de superar la etapa de capacitación cuyo inicio está previsto para el lunes 2 de noviembre», afirmaron.