Li-Meng Yan es conocida por sus declaraciones, que refutan las versiones oficiales del origen del virus causante de la pandemia de covid-19, que lo ubican en un mercado de Wuhan, en China. Su postura disidente, afirma, la obligó a abandonar China.

Exiliada desde abril pasado en la Unión Americana, la especialista dio una entrevista en julio pasado a la cadena Fox News en la que aseguró que el gobierno chino estuvo enterada del nuevo coronavirus mucho antes de revelar al mundo su existencia.

En la entrevista recién difundida por Telecinco, Li-Meng Yan insistió en que el origen natural del virus no se sostiene y respondió afirmativamente a la pregunta de que el coronavirus es un arma diseñada.

«Es un arma biológica sin restricciones», enfatizó, y detalló las razones por las que piensa que fue liberado a propósito.

Sobre la supuesta creación del virus, Li-Meng Yan aseguró que «quisieron hacernos creer que se había reconvertido en la naturaleza saltando a un ser humano que se había infectado», y por ello habían «seguido una ruta sintética usando un coronavirus de murciélago como plantilla y manipulándolo».

Ella descubrió todo porque, a finales de 2019, la OMS le pidió que averiguara»qué había ocurrido exactamente en Wuhan con esa neumonía desconocida» que hubo y de la que sostiene que el Gobierno de China no dio toda la información que tenía.

«El gobierno no quería que la gente lo supiera. Esta información era confidencial», comentó sobre el número de pacientes mayor al que se contaba oficialmente. Ante todo lo que presuntamente descubrió, habló con sus superiores, quienes no colaboraron con ella: «Lee Poon, consultor de la OMS, me insistió una y otra vez que no podía cruzar la línea roja. Si lo hacía, me metería en problemas y me harían desaparecer».

«Puedo afirmar sin ninguna duda que el SARS-CoV-2 fue liberado a propósito», añadió Li-Meng Yan. «No hay forma de que haya escapado por accidente… Nuestro gobierno no es tan idiota. Es una gestión a nivel armamentístico».

Además, concluyó enumerando las diferentes características que lo hacían ser «un arma biológica sin restricciones» que es capaz de «matar a gran escala» como que se contagia a través del aire y que es resistente al medio ambiente.