Para meterse en la piel de Walter, el personaje de Breaking Bad, hay que ir a Heisenbeer, el novedoso bar temático que acaba de abrir en Guaymallén. Te damos todos los detalles de este lugar único en Mendoza, un gustazo para los fanáticos de la serie y para quienes quieren incursionar en esta historia multipremiada.

Si Walter White (Bryan Cranston), el personaje de la aclamada serie Breaking Bad, viviera en Mendoza, seguramente tendría una casita en Guaymallén, cerca del bar Heisenbeer (Talcahuano 150, Villa Nueva), el primer bar temático inspirado en la serie estrella de Netflix

Allí el protagonista (Walter), es un profesor de química con cáncer terminal que se mete en las drogas para dejar una herencia a su familia antes de morirse. Y se asombraría de lo bien recreado que está su mundo, aunque debería hacer algunos cambios, por ejemplo en vez de utilizar metanfetamina azul o Blue-Meth, un potente psicoestimulante, debería hacer sus mezclas con exquisitos licores e ingredientes naturales. Esa es la propuesta más innovadora que los emprendedores del proyecto, Juan Arce y Rodrigo Puebla, ofrecen a sus clientes, muchos de ellos fanáticos de la serie, al igual que ellos. La idea es que los visitantes puedan pedir un trago que se ofrece con distintos condimentos para que cualquiera pueda jugar con los gustos y los sabores. Y esta mezcla tiene que ver con la transformación, presente en toda la serie, donde la química y la vida se dan la mano una y otra vez.

Los licores, que llevan el nombre de momentos claves, de capítulos, personajes y secuencias de la serie, son un guiño para quien vio la serie, ya que hasta el mínimo detalle habla de la historia del frustrado profesor, padre de un joven discapacitado y una mujer embarazada (Anna Gunn), que trabaja de tarde, en un lavadero de auto. Y es que la ambientación de este espacio podría servir de escenario para un capítulo de Breaking Bad.

Adentro, hay una barra llena de pipetas, de tubos de ensayos, de luces led, de tuberías, de máquinas de humo, de un ambiente de nieblas, que simulan ser la fábrica donde el personaje hacía sus mezclas que lo llevaron a conocer el mundo del narcotráfico. 

Hay 9 canillas, de las cuales 7 son de cerveza artesanal y dos de tragos ya listos para servir. En una pared hay un dibujo de la cara del famoso profesor de química, que dejó hace poco un fanático mendocino para que luciera en el bar.

Hasta un doble “de riesgo” en Mendoza
Y si algo le faltaba para darle un toque más de ficción que de realidad, a través de un casting encontraron al doble de Walter: se llama David Beach, es canadiense y vive desde hace unos años en Mendoza. “Es muy parecido, la gente se saca fotos con él y estuvo en la inauguración, donde recreamos una escena donde participó David, y se peleaba con la gente de la DEA, estuvo muy bueno”, cuenta el joven que por un momento se imaginó que venía el actor Bryan Cranston, y seguro, dijo lo invitaría al bar y le serviría un “Walter fashion”, es decir el clásico vaso de whisky, o un I´m de Danger, “que cualquiera de los dos, seguro le va a gustar”.

  • Los cócteles de autor cuestan $ 300, la cerveza dos por $ 280, los tragos tirados $ 250.
  • Hay comidas como sándwich calientes, de cerdo, de carne, picadas, nachos, ensaladas y milanesas.
  • Abre de miércoles a domingo de 19.30 a 23, en Talcahuano 150, Villa Nueva, Guaymallén.
  • Hay tragos tradicionales como Cuba libre, whiscola, fernet, entre otros.
  • Cuenta con 9 canillas, 7 tiran cerveza artesanal y dos tragos ya preparados.