El reclamo en las redes sociales surge de una desconformidad por parte de obreros viñateros de la provincia de Mendoza que buscan que sus salarios sean acordes a la Canasta Básica Total (CBT) que en julio rondaba los $40.000 para una familia tipo. Los sueldos mensuales, promedio, de los viñateros es de $20.000.

Si bien hace casi dos meses, obtuvieron a través de paritarias un aumento del 40%, el mismo es otorgado en cuotas

Ana Maya, quién charló con antenapais.com comentó que no se sienten identificados por el sindicato que los nuclea (S.O.E.V.A) «Están más del lado del patrón que del obrero, nos representan muy poco»

Así mismo invitan a los trabajadores del rubro a sumarse a la página de Facebook «Trabajadores de Viña Unidos » e informarse de todo lo que sucede. En este perfil de las redes sociales aparece un comunicado oficial de la agrupación que dice así:

«La Reducción, en Rivadavia, el este mendocino.
Desde nuestro lugar de trabajadores de viñas y familiares, nos gustaría hablarles a nuestros compañeros viñateros, a la gente sacrificada y mal pagada de la provincia de Mendoza. A nuestros compañeros los contratistas de viñas y a los trabajadores y trabajadoras de las bodegas.
Queremos hablarle al resto de los trabajadores de Mendoza porque necesitamos de su apoyo. Nos sentimos tristes porque sabemos que esta realidad no la estamos viviendo solo nosotros. La están viviendo todos los trabajadores de la provincia, tanto los trabajadores de la salud que están en primera fila poniéndole el cuerpo y arriesgando sus vidas contra esta enfermedad que nos aqueja a todos. También lo están viviendo los docentes que la están pasando mal, mientras el gobierno no responde a las necesidades que están teniendo. Son situaciones que en mayor o menor medida sufrimos todos los trabajadores y nuestras familias.
Todos los días vemos como se enriquecen los patrones, como llenan todos los años sus bodegas con miles y miles de litros de vino, todo gracias al esfuerzo que estamos haciendo los pobres obreros de viñas. Gracias a nosotros, esas gentes tienen sus grandes cuentas en los bancos, porque todos nosotros somos mal pagados.
La vez que tenemos un aumento es mínimo y distribuido en cuotas hasta el año que viene, que no rinde para nada. Es lamentable como viene accionando el sindicato en contra de los obreros vitivinícolas, un sindicato que culpa de sus dirigentes, cada vez nos representa menos.
Este año nos enteramos que el vino es un alimento esencial, para los grandes patrones parece que un obrero de viña es inmune al Covid 19 porque nos ha tocado levantar la cosecha durante la pandemia sin protección de nada. Lo único que les preocupó fue levantar sus grandes cosechas y llenar las bodegas de vino. De nuestras vidas nada les importó.
Por todo esto tenemos que contarles que en La Reducción estamos viviendo una situación muy difícil y de mucha angustia, y que necesitamos de la solidaridad del resto de los trabajadores de Mendoza.
Les pedimos que nos ayuden a compartir y ayudar en esta campaña que estamos haciendo para que nuestros hijos tengan la ropa que necesitan y merecen. Para que podamos realizar nuestros trabajos en la viña con los elementos que necesitamos, para que podamos tener zapatos, pantalones, camisas y guantes, y podamos trabajar en condiciones cuando en invierno hacen temperaturas bajo cero, o en el verano mayores a los 35 grados. A muchos de nosotros, los patrones no nos brindan estos elementos de trabajo. A otros que trabajamos para las cuadrillas es peor, trabajamos en negro, obligados a rendir hasta donde nos dé el cuerpo para poder llevar algo a nuestras casas. Pero cuando haya que levantar la cosecha van a necesitar de nosotros porque sin nosotros no existiría ni la vendimia ni el vino.
Ojalá desde nuestro lugar de viñateros y amas de casa podamos conseguir lo que necesitamos. El gobierno nacional, provincial y municipal deberían fijarse un poco en la clase obrera. Gracias a nosotros desde todos nuestros lugares de trabajo, somos los que estamos sacando el país adelante.
Un abrazo a todos los obreros de la viña y para todos los trabajadores de Mendoza, les pedimos que se sumen a esta campaña y la compartan entre todos y todas. Sabemos que solo entre todos y con la solidaridad obrera podremos salir adelante!.»