La acción del abogado penalista mendocino se viralizó y quedó en el ojo de la tormenta. Se ve como el letrado almuerza mientras la jueza dicta sentencia.

Se trata del abogado Sergio Carreño que estaba en una audiencia por streaming y, mientras la jueza Érica Sánchez hablaba con el imputado, el defensor se puso a almorzar.

El hecho ocurrió hace unos días y recién se conoció hoy. Fue durante una audiencia del Juzgado Penal Colegiado Número 2, a cargo de la magistrada Érica Sánchez, donde se trataba la causa de Franco Nahuel Ábrego Díaz,  conocido como el «cara cortada».

Mientras que su abogado seguía comiendo, Ábrego Díaz le dijo a la jueza «¿yo me podría cambiar de domicilio, a la casa de mi papá?«, a lo que la doctora Sánchez le respondió afirmativamente, con la condición de que «me tiene que avisar».