Es «Sinfonía para adolescentes», que marcó el efímero pero resonante regreso del dúo Sui Generis un cuarto de siglo después de su despedida en el Luna Park.

Hace 20 años se editaba el disco «Sinfonía para adolescentes», placa que marcó el efímero pero resonante regreso del dúo Sui Generis un cuarto de siglo después de su recordada despedida en el Luna Park, que incluyó un concierto en la cancha de Boca Juniors, otro en el Parque Sarmiento, un álbum en vivo y una ambiciosa gira que quedó trunca a poco de iniciarse por desavenencias artísticas entre Charly García y Nito Mestre.

El reencuentro resultó sorpresivo debido al rumbo musical que había tomado la carrera de Charly en esos años -en las antípodas del estilo característico de Sui Generis-, quien atravesaba su etapa «Say No More», marcada por el predominio del concepto artístico por sobre la construcción armónica y melódica propia de la canción tradicional.

La nueva aventura tuvo su primer paso el 30 de octubre de 2000 cuando salió a la venta «Sinfonía para adolescentes», un trabajo que mezclaba algunas nuevas composiciones de Charly en plan autorreferencial, el rescate de incunables de la dupla y la adaptación de canciones de autores británicos y estadounidenses con sonoridades ligadas al estilo tradicional de Sui Generis.

En diciembre se produciría el anunciado concierto en Boca -una presentación que transcurrió bajo el caos que proponía en aquellos años Charly, ante el cual la figura de Nito Mestre quedó desdibujada- y luego una gira que quedó trunca a raíz de estas diferencias en la manera de encarar el proyecto.

Lo cierto es que ese disco pasó casi inadvertido para el gran público que, más allá de las intenciones de los protagonistas, celebró el carácter nostálgico de la reunión. La actitud contraria de Charly al respecto, sobre todo de acuerdo a lo visto en los shows y lo reflejado en el disco en vivo, echaron por tierra de inmediato la posibilidad de una reedición de lo ocurrido en la primera mitad de los `70.