El actor escocés Sean Connery ha fallecido este sábado a los 90 años, según ha publicado el canal BBC a través de Twitter. Connery se hizo famoso principalmente por encarnar a James Bond en la popular saga de películas.

Retirado desde hace años de la gran pantalla, deja tras de sí un legado ilustre de películas como ‘Robin y Marian’ (Richard Lester, 1976), ‘Los Intocables de Elliot Ness’ (Brian De Palma, 1987) o sus grandes colaboraciones con el director Sidney Lumet, como ‘La Ofensa’ (1973).


El actor se hizo acreedor de un Oscar al Mejor Actor Secundario, precisamente por su aparición en ‘Los Intocables’, dos premios de la academia del cine británico y tres globos de oro.

Tras estrenar ‘La liga de los hombres extraordinarios’ en 2003, el Connery abandonó la gran pantalla y desde entonces residía en Las Bahamas.

Con más de sesenta títulos a sus espaldas, el escocés protagonizó seis sobre el agente secreto más famoso del cine: ‘Agente 007 contra el Dr. No’ (1962), ‘Desde Rusia con amor'(1963), ‘James Bond contra Goldfinger’ (1964), ‘Operación Trueno’ (1965), ‘007: Sólo se vive dos veces’ (1967) y ‘Diamantes para la eternidad’ (1971).