De acuerdo con un artículo del Financial Times, el mandatario argentino aparece en el extremo opuesto de los presidentes de Brasil, Colombia y México a quienes una derrota de Trump podría perjudicarlos.

Alberto Fernández sería probablemente el  presidente latinoamericano más beneficiado por un triunfo de Joe Biden en las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el próximo martes en Estados Unidos, según un artículo del Financial Times sobre cuál será la eventual política hacia la región del candidato demócrata.

En contraposición, los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; Colombia, Iván Duque; y México, Andrés Manuel López Obrador, estarían, por razones vinculadas a las posiciones de Biden en temas ambientales, entre los más perjudicados.

El artículo que reproduce Infobae, escrito por Michael Stott, desde Londres, y Jude Webber, desde la capital mexicana, revela que López Obrador le dio a Alberto Fernández un “consejo privado” sobre cómo debía relacionarse con el actual presidente norteamericano: “Con Trump podes hacer lo que quieras, pero no digas nada, no te metas en una confrontación con él”.

Según la nota del diario británico, el de López Obrador fue un buen consejo, porque a Trump le gusta emitir ultimatums, pero ladra más fuerte de lo que muerde, como sucedió con la amenaza de cerrar la frontera con México, imponerle tarifas prohibitivas a Brasil o invadir Venezuela, todas amenazas que se probaron vacías.

En todo caso, a juzgar por algunas declaraciones del presidente argentino y, en particular, su intento de postergar la elección del nuevo presidente del BID para frustrar la candidatura de Mauricio Claver Carone, el elegido de Trump, el asesoramiento de López Obrador al mandatario argentino parece que no surtió efecto.

El núcleo del artículo es que la región podría tener, de hecho, un trato más duro por parte de Biden, debido a su foco en el cambio climático, derechos humanos y corrupción, que llevarían a una relación más compleja y estricta, a diferencia de lo que sucedía con Trump, que cerraba el ojo a esas cuestiones.

“En temas de comercio, (condiciones de) trabajo y medio ambiente, Biden podría ser mucho más duro que Trump”, le dijo al FT el ex canciller mexicano Jorge Castañeda.

Un país que se movió mal en esas cuestiones es el gobierno colombiano de Iván Duque, que buscó ser muy favorable a Trump.

El artículo cita a Juan Cruz, asesor de la Casa Blanca en cuestiones latinoamericanas entre 2017 y 2019, quien señala que con Trump la región había logrado un modus vivendi: “Él puede ser un poco blanco-y-negro y transaccional, pero los presidentes de la región lo entendieron”.

En cambio, con Biden tendrían una política de grises; serán elogiados en algunos aspectos y criticados en otros y lo podrían sentir como un latigazo».

De todos modos, el FT aclara que ante la situación de emergencia sanitaria y económica en EEUU, América Latina no será una región prioritaria.

El foco principal será México, por su extensa frontera terrestre, fuente de inmigración ilegal y narcotráfico y su status de socio top en cuestiones de comercio e inversión.