Una delegación de funcionarios liderados por la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti, viajó a Rusia para analizar los avances de la Sputnik V.

De esta semana el gobierno argentino estaría evaluando el medicamento, con el objetivo de adelantarse a la alta demanda de vacunas, cuando finalmente la  Sputnik sea definitivamente aprobada.

El objetivo del gobierno es contar con una importante cantidad de dosis que sean confiables lo antes posible para evitar que en el país se produzca el rebrote de contagios que por estos días azota a Europa.

Durante el programa Animales Sueltos, que conduce Luis Novaresio en el canal América, la periodista Rosario Ayerdi precisó que Vizzotti estuvo acompañada por una comitiva integrada por otros funcionarios nacionales, pero también de la provincia de Buenos Aires incluso una especialista en medicamentos, y confiaron en que las dosis estarían disponibles en diciembre.

«El gobierno bonaerense ya hizo un relevamiento y calculó que son seis millones de personas los que necesitarán esta vacuna entre trabajadores de salud, mayores de 60 años, los adultos que estén en riesgo, los policías y los docentes, para que puedan volver las clases en marzo», detalló.

Vacuna coronavirus – Sputnik V

La Sputnik V, desarrollada por el Centro de investigaciones epidemiológicas y microbiología Gamaleya, aparece como una de las opciones debido a que se encuentra en la fase 3 de los ensayos clínicos y que la administración de Vladimir Putin adelantó que están «listos para vender la propiedad intelectual».

El martes pasado, las autoridades rusas se adelantaron a muchas otras candidatas y pidieron ante las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la preclasificación de su vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, un paso clave para obtener la aprobación mundial para su distribución y utilización.