Varios meses lleva el gobierno provincial trabajando en un protocolo involucre a los trabajadores, conocidos como obreros golondrina, que llegarán a la provincia ésta próxima cosecha.

en el boletín oficial del gobierno provincial de este día martes se conoció el protocolo a seguir en cuanto al manejo de las empresas y de cada uno de los trabajadores.

A pocas horas de conocerse estas nuevas maneras de manejarse en cuanto al levantamiento de cosecha 2020/2021 hay varias críticas, también incertidumbre que se manifiesta, principalmente, en las empresas que generan trabajo y la principal pregunta es haber es saber si el Valle de Uco ¿Está preparado para recibir a más trabajadores?

A través de la resolución 115 se estableció el “Protocolo de manejo de cuadrilla para labores agrícolas”. En los considerandos de la medida se destaca que «atento el inicio de las actividades de cosecha de diversos productos y el consecuente ingreso de personas provenientes de otras provincias para su realización, resulta necesario establecer los protocolos pertinentes para el manejo de las cuadrillas destinadas a labores agrícolas».

En cuanto a las empresas deberán cumplir requisitos presentando documentación al Ministerio de Economía con las autorizaciones correspondientes y detalle de cada uno de los trabajadores.

El protocolo exige a las empresas y trabajadores:

  • Conformidad del intendente del departamento donde se hospedarán y trabajarán los cosechadores.
  • Autorización de la Subsecretaría de Transporte automotor de la Nación.
  • Declaración Jurada con los datos de los cosechadores, cobertura social, ART y del responsable del regreso de los trabajadores a su provincia de origen.
  • Declaración jurada de los trabajadores, elaborada y certificada por un médico, donde se constaten ausencia de factores de riesgo y ausencia de signo-sintomatología compatible con COVID 19.
  • El Ministerio de Economía, una vez constatada y verificada la documentación extenderá la respectiva autorización.
  • Las personas deben moverse en cuadrillas, cuyos integrantes estarán claramente identificados y no podrán intercambiarse.
  • Las habitaciones deben estar equipadas con camas y un baño cada 4 personas, con ventilación natural, limpieza y desinfección diaria.
  • En el comedor o salones comunes, se mantendrá la distancia social sugerida entre personas y mesas disponibles en no más del 50% de ocupación. Se realizarán las comidas en distintos turnos sin superar las 10 personas.
  • Se debe establecer un responsable que se encargue de hacer cumplir el control de las normativas establecidas y realizar una encuesta diaria de síntomas mientras desempeñan sus tareas laborales. En el caso de que alguna persona presente síntomas, se dará aviso al Médico de su obra social, ART y Ministerio de Economía y al área Sanitaria correspondiente para proceder a Control de Brote. 
  • Es imprescindible la detección precoz de síntomas a fin de evitar la diseminación en las cuadrillas. Ante estos casos el empleador deberá tener asignado un lugar separado que ocupará para las personas con síntomas compatibles o con casos de COVID 19 confirmados, que estará separado del resto de los trabajadores.
  • Para evitar que las personas queden varadas, la empresa debe presentar el pasaje de regreso de cada trabajador al ingresar a la provincia.
  • Ante imprevistos, la empresa deberá alojarlos en lugares definidos previamente

las empresas del Valle de uco comienzan a analizar cada uno de estos puntos para saber cómo afrontar la próxima cosecha además de resguardar la salud propia y la de los trabajadores garantizando una buena cosecha.