Por Malena Martínez

Una vecina de la zona, quién pidió reservar su nombre, denuncia incendio intencional en inmediaciones del club Escorihuela, correspondiente al departamento de Tunuyán, y pide que se investigue el hecho.

Según el reporte de Pablo Tejeda, quién es el presidente del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tunuyán, aclara que el siniestro, correspondiente al día 04 de noviembre, tuvo inicio en una zona de bosque de álamos, y debido al viento que había en ese momento, se propagaron las llamas a fincas linderas, donde además estuvo peligrando una planta de agua mineral cercana al foco de incendio.

Fueron aproximadamente seis hectáreas afectadas, por lo cuál trabajaron en el lugar tres dotaciones de bomberos voluntarios, una dotación de la Policía de Mendoza y otra de Defensa Civil, quiénes estuvieron en el lugar desde las 11:30 de la mañana, hasta las 18.00hs, momento en el cuál lograron combatir las llamas. Tejeda, agregó: “evidentemente se produjo por una quema que no se controló”.

Por su parte, una de las vecinas de la zona asegura que, en el bosque, había cubiertas de autos, y bidones de combustible esparcidos estratégicamente para llevar a cabo la quema, motivo por el cual decidió realizar la correspondiente denuncia. Y agrega: “esto es un pedido de ayuda, no queremos perder más árboles y evidentemente hubo una mala intención muy clara”.

Mientras, Pablo Tejeda asegura que: “se sigue utilizando el fuego para limpieza, aunque no es la forma realmente, porque esto genera en muchas ocasiones poner en riesgo tanto la vegetación del lugar, como establecimientos aledaños, lamentablemente es una situación permanente y reiterada en esta época del año”.

Un pedido de investigación

Según los vecinos, esta no es la primera vez que sucede un hecho similar en esas inmediaciones. También destacan la ausencia de policías: «desde principio de este año, la planta de agua mineral ha sufrido robos y daños, también otros lugareños han sufrido robos a plena luz del día».
A las quemas y a los robos, se le suma un extraño pero muy advertido hecho: el Arroyo Caroca, que transportaba abundante agua, de un momento para otro se secó. Por lo cual piden también iniciar una investigación ya que puede que estos sucesos no sean hechos aislados.