La Cruz Negra: santuario de fe y cultura del Valle de UCO

Cuando un lugar son recuerdos, experiencias, es un símbolo, un lugar en el mundo, un lugar de descanso, de reflexión, un lugar que con sólo pensar en él ya nos tranquiliza y reconforta. Es un lugar donde se puede estar a gusto. Donde soñamos con grandes planes.

En la semana de Tunuyán te invitamos a dar un paseo por La Cruz Negra  es obligatorio en el Valle del UCO. De hecho, te recomendamos que visite este lugar emblemático y místico a la orilla de la Ruta 40.

La Cruz Negra, parte histórica de la cultura valletana, que protege a viajantes y dónde se deposita la fe de sus creyentes del Valle de Uco y de distintos puntos de la Argentina que piden sus milagros y cumplen sus promesas.

Cuenta la leyenda que en  el año 1854 comienza la historia de la Cruz Negra levantada más o menos  a 20km de la ciudad de Tunuyán.

Don Eugenio Bustos, propietario de campos en las actuales localidades de Eugenio Bustos y La Consulta;  tenía entre sus peones a un hombre contratado, llamado Raimundo Palleres, hombre hábil en el manejo de caballos, pero ante todo era de confianza y honradez.

En ese año Bustos, le encomendó la difícil y delicada tarea de pasar a Chile para cobrar dinero que en ese país le adeudaban. Ya en posición de los valores emprendió el regreso en la misma forma que había viajado de ida, él en su mula y dos caballos más.

En  un determinado momento presintió una emboscada, quizás  porque escuchó los cascos de otros caballos. Él había tomado la precaución de colocar el dinero, sobre las mulas de tiro las soltó y posiblemente les dio el latigazo  de gracia, que los animales comprenden como su libertad.

Los chilenos, quiénes lo esperaban a la vuelta de un recado que hoy hace al camino, le dieron muerte sin piedad, mientras que las mulas volvieron a la casa de Eugenio Bustos. En tanto como Palleres no volvía  comienza el rastreo del camino, sospechando una desgracia, lo encontraron sin vida en ese recodo, víctima de su deber.

Allí mismo y a la vera del camino sobre un montículo una realizaron una tumba y lo enterraron, manos cristianas hicieron una cruz y la pintaron de negro seguramente para protegerla de las inclemencias de la naturaleza y la clavaron en dónde hacía el cuerpo de Palleres como esperanza de la resurrección.

Los carreteros, viandantes, reseros y caminantes que pasaban por ese camino, se detenían en el lugar para rogar ante la cruz bendita y encomendarse a Cristo para que los protegieran en el viaje y pudieran retornar, sanos y salvos, a sus hogares.

Algunos prendenn una vela bendita  en la cruz de  Raimundo Palleres y así apuntar ese léjano 1854 y lle7gar hasta este momento dónde se ha adentrado en el alma del pueblo creyente la devoción a la cruz del lugar llamada así por la gente  “CRUZ NEGRA”.

Y así cuando se sale del “Valle de Uco” y cuando se entra como protegiendo el mismo, en una loma esta plantada la cruz. Símbolo de los que creyeron, creen y creerán en “Cristo” que salvo la humanidad, por medio de la cruz, y por eso sobre la tumba del cristiano la cruz extiende sus brazos como garantía y esperanza en la resurrección en cristo.

Oración de la Cruz Negra.

¡Caminante… cuando veas esa cruz donde comienza el valle ¡Detente y Medita! que hace quinientos años la cruz fue traída por Cristóbal Colon y fue la evangelización  Americana El Papa.

Redacción: Paola Garrido, Juan Casabieri, Luis E. Álvarez /fotos Sandra Aznar

× Comunícate con nosotros