21 de junio de 2021

La historia de Maxi Fernández, el yudoca no vidente mendocino que no para de crecer

Es miembro de la Selección Argentina de Judo para Ciegos y en marzo viajará al ENARD para participar en un campo de entrenamiento intensivo junto a sus pares de todo el país.

El malargüino Maximiliano Fernández, de 26 años, viajará a Buenos Aires para participar de un entrenamiento en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo junto a la Selección Nacional de Judo para Ciegos y Disminuidos Visuales. El destacado judoca, viajará el 1 de marzo y trabajará junto al Entrenador Nacional Guillermo Traba, del 2 al 6 de ese mes.

Edilia Chiliguay, administradora General de Discapacidad de la Municipalidad de Malargüe, se refirió al presente deportivo de Maxi y aseguró que  “es un ejemplo de joven emprendedor, integra el seleccionado Nacional de Judo y en pocos días viajará el ENARD. Junto al intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, estamos brindando apoyo económico y realizando los trámites necesarios para su viaje y para acompañarlo en su carrera deportiva”.

Cuando era muy pequeño, Maximiliano dio sus primeros pasos en la Escuela de Judo de Malargüe, que funciona en el Polideportivo Malal-Hue, y así lo recuerda: “Practico judo desde los 7 años, empecé más que nada por hacer algún deporte que me permitiera aprender algo de defensa personal. Pero luego descubrí que me empezó a gustar y que era lo que quería seguir haciendo por mucho tiempo”.

Desde entonces, su entrenador es el profesor Pablo Villarruel, quien manifiesta un profundo cariño y orgullo por lo que “Maxi” ha logrado. “Siempre él cuenta que también comenzó con judo porque quería ir probando diferentes actividades, de hecho también es músico y tiene muchas habilidades más. Pero en el judo él siempre fue muy bueno y en el corto plazo comenzó a destacarse. Hoy tiene 26 años, ha participado en torneos provinciales, regionales, fue campeón argentino y en el 2012 fue parte en la Selección Argentina de Judo paralímpica, medalla de plata en los Juegos Juveniles Parapanamericanos Buenos Aires 2013 y se ha destacado en varios torneos internacionales. En 2013 nos representó en un Gran Prix, en San Pablo, Brasil y siempre tenemos el deseo de poder llegar a un Juego Olímpico, esa es la meta”.

El profesor también comentó que cuando regrese del campo de entrenamiento, Maximiliano se sumará a trabajar en la Municipalidad de Malargüe, por lo que está muy contento y entusiasmado de poder trabajar y hacer su aporte a la comunidad.

Finalmente, el deportista compartió su sentir sobre su camino en el judo: “El deporte es muy importante en mi vida. Últimamente le estoy dedicando tiempo y mucho esfuerzo. El judo me ha dado muchas satisfacciones  y muchos valores como ser humano, como persona. Más allá de lo deportivo, el crecimiento personal es lo mejor que te deja.”

× Comunícate con nosotros