En el marco de su primera visita a la provincia San Juan, tras arribar al aeropuerto que está en Las Chacritas, el presidente, destacó la importancia de la obra para San Juan y el país.

el presidente Alberto Fernández en San Juan se desarrolló en Calingasta. Acompañado por el gobernador Sergio Uñac, el jefe de Estado recorrió la obra hidroenergética del dique El Tambolar. Con estrictos protocolos de seguridad recorrieron la obra y saludaron al personal que se encuentra trabajando en los campamentos.

La visita incluyó un recorrido aéreo del autódromo San Juan Villicum, el emprendimiento de paneles solares ubicado en Ullum, y los tres diques hasta llegar a El Tambolar.

Bajo estrictos protocolos de seguridad, recorrieron las obras de construcción del paredón y saludaron a los obreros que se encuentran en el campamento.

Una vez culminado el encuentro Alberto Fernández se mostró «muy contento de ver cómo se llevan adelante las obras de este dique maravilloso, una obra de ingeniería increíble que le sirve a San Juan para aprovechar bien el agua que tiene y para darle energía a muchos argentinos que también lo necesitan”.

El jefe de Estado elogió las bellezas naturales de Calingasta al señalar que disfrutó «el maravilloso paisaje de la precordillera, acompañando al gobernador que está haciendo un trabajo muy importante”.

San Juan promueve el cuidado y mejor aprovechamiento del agua, uno de sus recursos más valiosos; para el riego, consumo humano y la producción de energía eléctrica. En ese marco, el desarrollo de los aprovechamientos hidroenergéticos sobre el río San Juan, permite mantener el crecimiento que tiene la provincia en sus distintos sectores.

El Proyecto Hidroenérgetico El Tambolar está emplazado sobre el Río San Juan, 18.8 km aguas arriba de la Presa Los Caracoles y tendrá los siguientes beneficios para la provincia:

-Producirá energía eléctrica limpia y renovable que ingresará al Sistema Interconectado Provincial, permitiendo una mejor autonomía energética.

-Aumentará el grado de regulación del Río San Juan.

-Disminuirá los crecientes riesgos de sequías e inundaciones asociados a la mayor incertidumbre que surge del cambio climático global.

-Ampliará la superficie cultivada, además de mejorar la productividad de los terrenos actualmente en producción y su rendimiento, a través de su agua almacenada.

-Creará nuevas fuentes de trabajo tanto durante su construcción como así también en su fase de operación a través de la incorporación de actividades recreativas y turismo.