Así lo expreso el  director del centro de salud,  reveló que se realizaron 5.541 internaciones desde que se desató la pandemia, de las que más del 29% fueron por coronavirus, y se efectuaron 400 transfusiones de plasma.

A seis meses de que se desatara la pandemia de coronavirus, el Hospital de Clínicas de la Ciudad de Buenos Aires tiene un 90% de ocupación y el personal médico empieza a sentirse desbordado ante la situación.

Marcelo Melo, director del centro de salud, indicó que la ocupación se incrementó durante las últimas dos semanas pero que el hospital todavía no está colapsado.

En ese sentido, una de las mayores preocupaciones es que el personal médico se sigue contagiando y aumentan los casos a atender.

“A pesar de que nosotros hicimos una fuerte inversión en equipos de protección y de hecho tenemos una estadística baja de infección, que es un poco mayor entre médicos y enfermeros pero que si se toma el total de todos los empleados ronda entre el 7 y el 8%. Aún así el personal se contagia, hay que aislarlo mientras que los pacientes aumentan todos los días”, afirmó Melo.

En este contexto, la Dirección de Estadística, Archivo Médico, Internaciones y Egresos del hospital preparó un informe que contempla el período entre el 1 de marzo y el 31 de agosto, en el que se relevó que durante estos seis meses en el centro de salud se realizaron 5.541 internaciones de las cuales más del 29% fueron por coronavirus o sospecha de coronavirus.

El Clínicas realizó más de 400 transfusiones de plasma como tratamiento compasivo y hubo 852 pacientes atendidos por telemedicina. Además, hasta el 31 de agosto se habían utilizado 76.180 camisolines y más de 159.800 barbijos quirúrgicos