Antes de vender el cupo de U$S de 200, las entidades deberán chequear que el comprador no reciba el IFE u otros beneficios sociales. Anses y el Central no quieren dar los datos.

Los bancos continuarán sin vender a sus clientes los 200 dólares del cupo mensual autorizado como «ahorro». 

Luego del endurecimiento del cepo cambiario conocido el martes 15, el mercado cambiario no se normalizó y este lunes es el cuarto de hábil sin operaciones.

 La batería de regulaciones, que incluyó medidas del Banco Central, la AFIP y la Comisión Nacional de Valores, tiene un obstáculo que hasta ahora parece no tener solución. 

Los bancos deben controlar que quienes reciban acreditaciones en sus cajas de ahorro en dólares no sean beneficiarios “de algún plan o programa social, incluyendo los subsidios de carácter alimentario.”

Esto es que las entidades no pueden venderle dólares por vía electrónica a los 8,9 millones de argentinos que cobran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). 

Para ello, necesitan chequear en Anses si existe una “certificación negativa denegada” del comprador, para establecer que no recibe ni el IFE ni otro beneficio social.

Los bancos, tanto públicos como privados, piden recibir los datos de los beneficiarios en forma “empaquetada”, para cargar a sus sistemas y que el chequeo sea inmediato. 

Desde el BCRA explicaron que “la base de la Anses es pública”, lo que da a entender que no se entregarán esos datos a los bancos en otro formato, ya sea por decisión del propio BCRA o de la Anses.