La secretaria de Desarrollo Organizacional, Verónica Guzmán, insistió anoche en la conferencia de prensa que brindaron miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia que el punto débil del sistema de salud de Salta es el recurso humano. «Necesitamos este tiempo de aislamiento para reforzar ese punto. El nivel de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva está superando el 92%», aseguró.

El presidente del COE, el médico Francisco Aguilar, dijo que se espera incorporar a más trabajadores de la salud, que «es el punto que más nos preocupa, el más sensible y el que más cuesta«, sostuvo. Guzmán informó que enviados por la Nación llegaron antes de ayer más profesionales de la salud para fortalecer el área de Orán y también se enviaron insumos para mandar y proveer el norte de la provincia.

En la conferencia de prensa brindada anoche, luego de que hablara el gobernador Gustavo Sáenz, Aguilar, acompañado por el ministro de Gobierno, Ricardo Villada, y Guzmán, hizo un repaso por las condiciones del sistema de salud provincial. Señaló la llegada de estos profesionales y de los insumos, dijo que se trabaja en la ampliación de camas de los hospitales de la ciudad de Salta, el lugar donde hay mayor cantidad de contagios. Y se pusieron en marcha las líneas de atención 136 y 148, para lo que se contará con el aporte de médicos jubilados.

Se espera que la ayuda de estos médicos sirva para optimizar la atención de las consultas que ingresen por la aplicación SaltaCovid o las líneas telefónicas, con una llamada saliente para que «puedan conectarse con los pacientes, aclarar dudas y seguir sus directivas», explicó Aguilar.

Además, dijo que se están reforzando los centros de salud para que puedan brindar una primera atención a los pacientes con covid-19 hasta que llegue la ambulancia y las trasladen a un centro de mayor complejidad.

Por otra parte, se informó que el viernes pasado se comenzó con un testeo masivo en los geriátricos, y se continuará con personas que se realizan diálisis y con los trabajadores de la salud, todos integrantes de sectores «muy importantes y vulnerables».

«Empezaremos el otro fin de semana las visitas semanales de un equipo de terapia intensiva a los departamentos de San Martín y Orán, que son los departamentos más afectados de la provincia», explicó Aguilar. También dijo que se incrementó la capacidad operativa del SAMEC, donde se pasó de 12 móviles a 22 y de 4 trabajadores se pasó a contar con 10 para responder los teléfonos

Y se volvió a insistir en que en los próximos días se incorporará la carpa del Hospital San Bernardo, especialmente acondicionada con oxígeno y con baños para atender pacientes covid-19. «El San Bernardo va tener 120 camas covid en un principio y si hiciera falta más, se va a habilitar otra en el ala de clínica médica para este tipo de patología», sostuvo. Asimismo, se indicó que en el Hospital Papa Francisco se están instalando 10 camas más y otras 30 en el Hospital Oñativia.

Por otra parte, Guzmán informó que entre miércoles y viernes de la próxima semana llegarán las dosis de ibuprofenato de sodio, que comenzarán aplicarse en algunos pacientes de covid-19. «Hay que trabajar con un protocolo, capacitar al recurso humano y la distribución se hará en toda la provincia, de acuerdo con el requerimiento», explicó la funcionaria.

En la conferencia de prensa se informó que, en el Centro de Convenciones, habilitado para la atención de personas enfermas de la covid-19, hay actualmente 18 personas, 7 con requerimiento de oxígeno.