La farmacéutica Janssen, propiedad de la multinacional Johnson & Johnson, anunció que comenzará la fase III del ensayo de su vacuna con 60.000 voluntarios. Hasta el momento, es el ensayo clínico que contará con mayor cantidad de participantesy se desarrollará en Argentina, Estados Unidos, Sudáfrica, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

En esta etapa se intentará demostrar la eficacia y seguridad de la vacuna y, si los resultados son positivos, podría recibir la aprobación definitiva. El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (Niaid) de Estados Unidos detalló que el estudio intentará comprobar si esta candidata puede llegar a prevenir los síntomas del coronavirus con una sola dosis.

En Argentina, la empresa ya presentó el protocolo en la Anmat, aunque aún no hay fecha oficial para el comienzo de las pruebas.

Vacuna con adenovirus

Al igual que Sputnik V, la vacuna de Johnson & Johnson, utiliza un adenovirus humano (el virus responsable del resfriado común) para expresar la proteína del SARS-CoV-2 en las células. El vector de adenovirus utilizado por la multinacional se ha modificado para que el virus no pueda replicarse en humanos y así evitar la enfermedad.

La intención de Janssen es que la vacuna se pueda dar en una sola dosis, a diferencia de otras que tienen un esquema de dos. Otra particularidad es que la sustancia en la que están trabajandose puede almacenar a temperatura de heladera por tres meses, a diferencia de lo que sucede con la mayoría de las vacunas que deben congelarse para ser almacenadas y distribuidas.

Los hallazgos preclínicos que ya se publicaron en la revista Nature mostraron que esta «candidata a vacuna» indujo respuestas de anticuerpos neutralizantes en macacos y proporcionó una protección completa o casi completa contra la infección por virus en los pulmones y la nariz después de la exposición al SARS-CoV-2.

Paul Stoffels, director científico de Johnson & Johnson, estimó que puede haber suficientes datos para tener resultados hacia fin de año. Además, informó que la compañíaplanea fabricar mil millones de dosis en 2021 y que “continuará aumentando su capacidad de producción” para poder entregar 1.000 millones de dosis de vacuna al año.

Stoffels estimó que se necesitarán de seis semanas a dos meses para inscribirse en el ensayo y afirmó que la empresa espera tener resultados “a finales de año o principios del próximo”.

Al igual que otras farmacéuticas que trabajan en la vacuna para prevenir el coronavirus, la multinacional tiene la intención de fabricar dosis antes de la aprobación para poder empezar la distribución rápidamente. En fase III también se encuentran Moderna, Pfizer y AstraZeneca.

El director del Niaid, Anthony Stephen Fauci, destacó que es «una hazaña sin precedentes» que ya existan cuatro vacunas en desarrollo contra el coronavirus en fase III.