«Se espera un otoño difícil», sostiene un cargo de la Consejería de Salud madrileña. El Gobierno regional ha endurecido sus mensajes en cuestión de horas. La presidenta de la Comunidad valora anunciar nuevas medidas este viernes como una inminente ampliación de las zonas confinadas y otras restricciones, que bien podrían ser medidas contenidas en las fases de desescalada, según fuentes presenciales en las primeras reuniones entre el Gobierno y la Comunida de Madrid ntre las medidas que estudian se encuentra el cierre de los gimnasios, bares y restaurantes para volver a limitar la movilidad al trabajo y a actividades de primera necesidad, como salir para hacer la compra.

El Gobierno regional ya cuenta con una lista mucho más amplia con las posibles zonas que podrían verse afectadas por nuevas restricciones al aumentar el índice de contagios exponencialmente en apenas cuatro días desde que se anunciaron los últimos confinamientos avapiés y la zona centro estarían en este punto de mira, según las mismas fuentes.