El Gobierno logró un importante avance para la obtención de la media sanción del proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario al lograr un dictamen favorable. El objetivo es generar fondos tributarios que permitan implementar medidas que apacigüen el efecto recesivo de la pandemia del coronavirus.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen con 27 votos afirmativos (Frente de Todos y aliados) y 22 por rechazo o ausentes (Juntos por el Cambio), por lo que el tratamiento pasará al Recinto. A partir de su aprobación, se introdujeron cambios que modificarán la base imponible y con ello el cálculo de lo que finalmente se planea recaudar.

La primera modificación es que será de aplicación sobre el patrimonio a partir de su promulgación y no con fecha al 31 de diciembre de 2019. Además, no estarán alcanzados los no residentes en el país pero con tenencia de acciones por más de 200 millones de pesos.

Según cifras de la AFIP, la medida alcanzaría a 9.298 personas humanas y la recaudación podría alcanzar los $ 307.898 millones (equivalente a 1,1% del PIB). El pago promedio del tributo entre las personas residentes alcanzadas sería de alrededor de 33 millones de pesos. En tanto, las alícuotas progresivas fijadas en el texto van del 2 a 3,5%.

Además, se estima que 253 personas con patrimonios de más de $3000 millones  -los más ricos, que integran la escala más alta del aporte- podrían aportar el 50% de esa recaudación potencial.

Adónde irá la recaudación

Respecto al destino de la recaudación, el 20% para la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todo otro insumo crítico para la prevención y asistencia sanitaria; 20% a subsidios a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas; 20% para el programa integral de becas Progresar; 15% para el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), enfocado en la mejora de la salud y de las condiciones habitacionales de los habitantes de los Barrios Populares y un 25% irá a programas de exploración, desarrollo y producción de gas natural, a través de Integración Energética Argentina S.A.  

De esta forma, Integración Energética Argentina S.A. deberá reinvertir las utilidades provenientes de los mencionados proyectos, en nuevos proyectos de gas natural durante un plazo no inferior a diez años a contar desde el inicio de vigencia del presente régimen.

“Debatimos el proyecto de aporte extraordinario de las grandes fortunas. Son las 9.300 personas más ricas de la Argentina. Y una contribución para morigerar los impactos de la peor crisis de toda la historia del Capitalismo, a la que Argentina llegó después de la tragedia macrista. Queremos un país más justo”, sostuvo al diputada nacional del Frente de Todos Fernanda Vallejos. Sobre el rol de la oposición en la discusión, sentenció: “Algunos eligieron defender a 9.300 millonarios, en contra del interés de la mayoría. Se oponen al aporte para fortalecer el sistema de salud, construir viviendas, acompañar a las pymes y a los jóvenes. Son Juntos por los Ricos. Nosotros, elegimos defender el interés de todos. Para eso hacemos política”.