El gobierno nacional salió a avalar la idea de un sector del peronismo de que Alberto Fernández asuma la presidencia del Partido Justicialista, una propuesta que formalizará la cúpula de la CGT en el acto por el 17 de octubre.

Lo que hasta ahora sonaba como una versión impulsada por el sindicalismo y algunos gobernadores del peronismo tradicional, recibió este viernes un fuerte impulso de parte de Santiago Cafiero. «Siempre se estiló que el presidente del PJ, cuando hay un presidente peronista, ocupe ese lugar», indicó.

«Hubo momentos en que no se dio así porque había más de una visión de frente político, pero ahora hay un gran entusiasmo de que sea así, no sólo del movimiento obrero sino también de muchos compañeros que sienten que sería bueno después de que el peronismo tuvo esa intervención y estuvo muy cuestionado», agregó el jefe de Gabinete en una nota con radio Metro.

«Está bueno poner a una figura como la del Presidente, que es la máxima autoridad nuestra, a conducir el partido. Es una figura simbólica pero desde el punto de vista político obviamente que tiene peso», insistió Cafiero, que igualmente destacó la figura del actual titular del PJ, José Luis Gioja.

Los dichos de Cafiero se enmarcan en un intento de un sector del peronismo por tratar de recuperar algo de protagonismo, tanto en la interna del Frente de Todos como a nivel general con la idea de “recuperar la calle”  de la CGT con el acto del 17 de octubre. En ese sentido, el secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, confirmó este viernes que la idea de la cúpula de la central obrera es proponer en el acto «híbrido» del 17 de octubre que Alberto asuma la presidencia del PJ.