La polémica por la ausencia de Ángel Di María en la última convocatoria de Lionel Scaloni, sumó un nuevo capítulo este viernes, aunque con un tono mucho más bajo, cuando el jugador del París Saint-Germain francés aclaró que «no necesita una explicación» de su ausencia.

“Escuché muchas versiones que podía volver a estar, me ilusioné la verdad, pero no se dio, seguiré trabajando, es lo único que me queda para tener otra chance”. Yo no necesito una explicación de por qué no voy, no la pedí cuando me citaban no lo voy a hacer cuando no lo hacen. Tengo el teléfono de Scaloni, tengo una muy buena relación con él», remarcó el atacante en diálogo con el canal ESPN.

Di María, quien puso el grito en el cielo por quedar afuera de los convocados para los partidos de Eliminatorias frente a Ecuador y Bolivia, agregó: «Tengo amigos que me dicen: ‘anda a tomarte un café en frente de la Torre (Eiffel)’. Pero yo les digo que prefiero que me puteen 45 millones de personas y jugar con la camiseta de la Selección»

Uno trabaja en el club para estar en la Selección, da la vida para poder vestir la celeste y blanca, deja la familia, deja todo, cada vez que hago las cosas en el club, solo pienso en tener otra chance más en la Selección», finalizó el rosarino de 32 años, de flojo arranque con el elenco parisino en la Ligue 1 francesa: dos triunfos y dos derrotas.

Por su parte, Scaloni había asegurado el jueves pasado que no le cierra «la puerta a nadie», para responder de alguna manera a las críticas del futbolista. «No le cerramos la puerta a Di María y a nadie. Al contrario, la selección es de todos. Tiene las puertas abiertas mientras estemos en el cargo», aseguró Scaloni, quien se encuentra en el predio de AFA, en Ezeiza, dentro de la burbuja montada como prevención por la pandemia de coronavirus.