El Congreso de la Nación vivió una semana convulsionada debido al escándalo desatado, después de la última sesión de Diputados, que obligó al salteño Juan Ameri a renunciar a su banca. En una entrevista concedida a Infobae.com, la secretaria Legal y Técnica de la Nación, Vilma Ibarra, calificó como «horrible» la imputación que pesa sobre el senador tucumano José Alperovich, denunciado por abuso sexual.

En una extensa charla, en la que funcionaria la funcionaria habló de su relación con el presidente, la cooparticipación federal y la reforma judicial, el diario porteño le consultó sobre Ameri. «Leí, vi el videíto que vio todo el mundo y no mucho más porque me desperté a la mañana temprano y vi que ya había renunciado. Pero quiero plantear que las listas de representantes y todas las listas de los partidos políticos tienen que tener una fuerte mirada de género. Tenemos que capacitar no solo en Ley Micaela sino además en lo que significa todo el trabajo para tener igualdad de género en la Argentina. Y que no tenemos que llevar candidatos que estén con acusaciones serias y razonables vinculadas a violencia de género, abusos y demás porque son delitos en general que, como siempre en estos casos son a veces muy difíciles de probar y que las mujeres en general no solemos mentir con eso, explicó Ibarra y fue ahí cuando le preguntaron sobre el caso de Alperovich

No sé qué decirte. Yo soy de la opinión que es muy horrible la imputación que tiene y que pesa sobre él y por lo menos no está yendo al Senado comenzó la secretaria Legal y Técnica, que luego profundizó la idea: «Lo que te digo es que yo soy el Poder Ejecutivo. Entonces el Poder Legislativo toma sus decisiones. Yo soy incuestionable en materia no solo de la defensa de género sino además de decisiones para tratar que los representantes del pueblo sean probos. Fui yo quien pedí antes que nadie la exclusión de Barrionuevo con el tema de las urnas, allá en aquella época cuando al principio yo lo pedí. El primer pedido fue el de Vilma Ibarra». Alperovich fue denunciado por presunto abuso sexual en noviembre pasado, por una sobrina segunda y ex colaboradora de su equipo. Desde ese momento el tucumano se encuentra con licencia sin goce de sueldo de la cámara, a fines de agosto de este año el Senado aprobó la prórroga del permiso hasta el 31 de diciembre.