El jefe de bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, se metió en la interna de Juntos por el Cambio al destacar que “la presidenta del partido de (Horacio) Rodríguez Larreta es Patricia Bullrich», en un intento por relativizar el rol del jefe de Gobierno porteño.

La presidenta del partido de Rodríguez Larreta es Patricia Bullrich y todos sabemos las declaraciones que ha hecho respecto de la figura del presidente (Alberto Fernández) y de diversos integrantes del Frente de Todos”, afirmó el diputado en declaraciones radiales.

Kirchner volvió a apuntar la mira oficialista sobre el gobierno anterior señalando que «lo único que hizo la pandemia fue agravar y profundizar los problemas que generó el macrismo«.

“Si los presidentes de los dos principales espacios políticos, y el tercero que es la Coalición Cívica, que integran el macrismo, tienen ese tipo de expresiones, después quizás por los asesoramientos en comunicación que reciben plantean discursos de ‘queremos ayudar’ pero uno ve que eso no sucede. Ahí está el problema”, remarcó.

Kirchner también hizo un repaso de los principales temas que rodean al gobierno de Alberto Fernández y vinculó las críticas «a algunos sectores de poder de la Argentina que tienen malestar por el resultado electoral«, razón por la cual, estimó, «llegan a ese tipo de análisis por demás forzados».

El dirigente oficialista remarcó que «los números de desocupación preocupan» al oficialismo, pero destacó que «el Gobierno ha tomado medidas, como el IFE y el ATP, para mejorar una situación que no fue deseada y que fue inevitable».

Kirchner remarcó que el actual Gobierno debe afrontar la situación “aún con los problemas que dejó el macrismo con sus políticas viejas que ya se ha demostrado que no dan resultado en la Argentina y una pandemia que lo agravó”, reafirmó.

En cuanto al futuro, el diputado destacó que “con la voluntad de los argentinos y argentinas estamos tratando de sacar a la Argentina adelante. Tenemos un pueblo laborioso, los argentinos se van a quedar en su país, lo vamos a sacar adelante y a construir entre todos un futuro mejor”

Por último se refirió a la grieta: “Los acuerdos de las fuerzas políticas tienen que incluir a la sociedad. Hay que mejorar la calidad de vida de la gente. El diálogo tiene que ser conducente y maduro.