Dos jóvenes de 23 años fueron asesinados a balazos en las últimas horas en la ciudad de Santa Fe por agresores que les dispararon desde motos, uno mientras caminaba por el norte de la ciudad y otro cuando ingresaba a una estación de servicio en compañía de su novia, informaron hoy fuentes policiales.

El primero de los hechos ocurrió anoche cerca de las 21 en avenida Blas Parera y Derqui, en el norte de la ciudad, donde Iván Rotella (23) y su novia fueron atacados a balazos por dos hombres que se desplazaban en una moto.

Rotella recibió un disparo en el abdomen y otro en el brazo, y murió hoy, cerca de las 2, mientras era atendido en el hospital Iturraspe.

Las fuentes dijeron que la chica también sufrió heridas, pero se recuperaba en el mismo hospital tras recibir las primeras curaciones.

El segundo homicidio ocurrió un par de horas más tarde en Caferatta y Risso, en barrio Scarafía, donde fue atacado a balazos Ramiro Ezequiel Vargas (23), quien fue ingresado sin vida al hospital Iturraspe.

Vargas, quien fue llevado hasta el centro asistencial por un amigo en un auto particular, murió debido a heridas de bala en el brazo izquierdo y la espalda.

Con esos dos homicidios la cifra durante el fin de semana en la ciudad de Santa Fe trepó a cuatro, ya que el sábado por la tarde había sido asesinado un joven de 25 años, identificado como Julio César Martínez, quien fue atacado a a tiros en el cruce de Domingo Silva y terraplén Yrigoyen, en barrio Barranquitas.

Según las fuentes, el joven recibió un disparo en la cabeza y quedó tendido en el lugar, donde fue encontrado por los vecinos que habían escuchado los disparos.

A ese caso se le sumó en la madrugada del domingo el de Miguel Ángel Alarcón (44), quien fue asesinado a palazos y puñaladas en presencia de sus dos hijos por varias personas que los interceptaron cuando regresaban de una fiesta.

Fuente:Policialesonline