Según la Asociación Nacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés), que agrupa a todas las aerolíneas del mundo, argentina es el único país que lleva 8 meses con sus vuelos comerciales locales, nacionales e internacionales suspendidos.

 Argentina desactivó la conectividad interna, censuro el derecho de movilizarse y lo hizo a partir de marzo, cuando en aquella época estábamos hablando de 10 casos de coronavirus”, dijo a Cadena 3 Esteban Tossutti, presidente de Flybondi, una de las dos empresas de bajo costo que vuelan en el país.

Nos decían que estaban esperando el pronto pico. El pico, aparentemente, llegó ahora en el octavo mes”, añadió.

Tossutti destaco el accionar de países vecinos y del mundo que realizaron vuelos de cabotaje “con total normalidad”. “Volaron con alguna frecuencia diaria, al menos. Pero nunca dejaron de tener esta actividad”, remarcó.

Según el empresario, con la cuarentena, Argentina está perdiendo más de 165 mil millones en consumo interno y más de 5400 millones de dólares que ingresan al país por los vuelos regionales. Esta también poniendo en riesgo más de 1.200.000 empleados. “Nos dijeron que los vuelos iban a volver en septiembre. Esperamos 6 meses y en septiembre nos dijeron que estaban con un nivel de dudas y que debíamos esperar hasta el 12 de octubre. ¿El 12 de octubre será real?”, cuestionó.