La denomina Ley de Góndola bonaerense tiene como finalidad la adhesión a la Ley Nacional 27545 pero con ciertas particularidades provinciales. 

Lo que propone la iniciativa legislativa, que tiene un marcado recorrido en la Cámara baja provincial y que no encontraba el hueco para llegar al recinto, es limitar el espacio de góndola que, en cada categoría de producto, puede tener una empresa o grupo económico.El espíritu de los diputados; pues finalmente se trata de un proyecto que reconoce su origen en JxC -su autor es el diputado bahiense Santiago Nardelli– pero que supo ganarse un pronunciado consenso político; “busca limitar los espacios”, lo cual, según se remarca “no quiere decir que se obligue” al consumidor a optar por otras marcas, sino a que el consumidor pueda optar libremente.

También en la redacción final se avanzó en la idea de favorecer, estimular, promocionar productos de origen local, y ampliar la oferta de productos alimenticios artesanales y regionales en las grandes superficies comerciales.

Se prevé que los sujetos alcanzados por la ley establezcan acuerdos comerciales en el marco de Código de Buenas Prácticas, que plantea en el ordenamiento que se propone.

También en la sesión prevista, se tratará una iniciativa legislativa que aborda la problemática del “grooming”, anglicismo que denomina a la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente mediante el uso de Internet, a través de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, ya sean redes sociales, páginas web, aplicaciones de mensajerías como whatsapp.

De la última sesión quedó en el tintero de las anécdotas un homenaje frustrado al dirigente gremial peronista Juan José Rucci, asesinado en la década del ’70, pues se desestimó al mismo con argumentos puestos suspensos; el desencuentro se intentará saldarse en esta sesión y Rucci tendría un sencillo homenaje.

Pero, al mismo tiempo, la cuestión sanitaria, epidemiológica como consecuencia de la pandemia de coronavirus, está levantando presión y legisladores no están ajenos a ese conflicto en trance que está apareciendo en la sociedad y también en “la política”.

Se espera un contrapunto de opositores y oficialista sobre la cuestión que tiene como disparador un duro cuestionamiento que empieza a azuzar la oposición en torno a la gestión de Salud en la provincia que gobierna Axel Kicillof.

Hay un pedido de interpelación al titular del área, el ministro Daniel Gollán, en curso en la Cámara joven, también hay otro en el Senado, que desde el oficialismo se resiste y desde la oposición se alienta para que sea aprobado, además de las miradas distintas que la política desparrama sobre la delicada cuestión que en algún momento tenía a toda la dirigencia del mismo lado.