Un proyecto presentado por el PRO en Diputados busca que la Policía de Mendoza utilice pistolas Táser, a raíz de la muerte de Juan Roldán, un efectivo de 33 años que recibió una puñalada en el barrio porteño de Palermo.

Esta semana, el jefe de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, informó que la fuerza cuenta con 13 pistolas taser, que fueron cedidas hace 2 años a la Policía Federal para su capacitación. «Este artefacto hubiese dado un instrumento más al efectivo policial para llegar a autoprotegerse y a proteger a la comunidad”, sostuvo.

El proyecto

El texto enviado por Martínez propone que sólo se podrán usar las armas electrónicas no letales «cuando sea estrictamente necesario en el cumplimiento de sus deberes y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas».

Estas situaciones, según el proyecto, serían aquellas en las que resulten ineficaces otros medios no violentos, para inmovilizar, impedir una fuga o una lesión a terceros, legítima defensa o impedir un delito,  También se detalla que sólo podrán utilizarlas los inspectores, ayudantes, subyugantes o auxiliares mayores, siempre que hayan sido especialmente instruidos para el empleo de este armamento.

Luego del uso de armas electrónicas no letales, se procederá a analizar los archivos de audio y video que deberán registrar las mismas, a los efectos de efectuar el pertinente control administrativo, agrega el articulado de la propuesta.