Desde el Centro de Empleados de Comercio manifestaron su descontento con la medida tomada la pasada semana. Remarcan que es perjudicial para los trabajadores y piden horario corrido para todos.

Los referentes del CEC afirman que existe una falta total de conocimiento con la situación de los trabajadores de los locales de la provincia.

Este jueves se realizó una marcha de los trabajadores donde pidieron por volver atrás con la decisión, y en el final del recorrido le entregaron una nota al presidente del Senado.

“Los derechos de los trabajadores comerciales son nuevamente atropellados. Vamos a insistir y defender lo que la mayoría de los empleados de comercio quiere:“Horario Corrido para Todos”.

Hay que recordar que el pasado miércoles 30 de septiembre comenzó a regir el nuevo horario para el comercio en Mendoza con una extensión de dos horas. Desde ese día los negocios y centros comerciales pueden abrir hasta las 21.00.

“En mayo el Ejecutivo manifestó que lo mejor para esta nueva normalidad era el horario corrido con 8 horas y dos turnos (uno previsto para el invierno y otro para el verano), sin embargo hoy nos encontraos con esto”, Fernando Ligorria, Secretario General del Centro de Empleados de Comercio (CEC).

Fernando Ligorria, secretario general del CEC, pide que se trate el proyecto de ley de horario corrido.

El líder sindical reafirmó su postura explicando que no están dadas las condiciones para crear puestos de trabajo por parte de los comercios y que eso derivará en que los empleados deban trabajar en horario cortado o que deban hacer horas extra, sin garantías de que se les paguen.

“Estamos pidiendo que se respete la jornada anterior, rechazamos totalmente la extensión horaria que se ha hecho”, agregó. También hizo hincapié en que se trate el proyecto de ley del horario corrido

Proyecto de horario corrido

Hace unos meses, el senador radical Diego Costarelli presentó un proyecto de ley para fijar «el nuevo uso horario en los comercios y entidades financieras de la provincia».

Presentó una iniciativa para aprovechar los «cambios de hábitos» registrados en la provincia a raíz de las medidas adoptadas para combatir la propagación del COVID-19.

La propuesta establece el horario de apertura y cierre de los comercios en general para la atención al público en el Gran Mendoza:

Desde las 9 a 17 entre el 20 de marzo y 20 de septiembre de cada año.

Desde las 10 a 18 entre el 21 de septiembre de cada año y el 21 de marzo del año siguiente.

«Debiendo resguardar días y duración de la jornada de trabajo, el descanso semanal compensatorio, el necesario acuerdo de voluntad del trabajador y a los demás derechos individuales consagrados por las leyes del trabajo», señala el proyecto.

También plantea que estarán exceptuados: 

Híper y supermercados

Farmacias

Centros comerciales

Agencias de quinielas y juegos de azar

Casinos

Cines

Teatros

Bares

Restaurantes

Hoteles