Jorge Julián Christe fue trasladado hoy a la casa de su madre para cumplir la prisión domiciliaria. El 30 de abril pasado fue detenido por el femicidio de su novia, Julieta Riera, a quien golpeó y arrojó desde el 8° piso del departamento que compartían en una zona céntrica de Paraná.

La Justicia volvió a mostrar su peor cara. Esta vez, Jorge Christe empezó a cumplir la prisión domiciliaria confirmada el jueves por la Cámara de Casación. Ya le colocaron la tobillera electrónica y fué trasladado a la casa de su madre. Vale recordar que en el marco de la causa por el femicidio de Julieta Riera, la Cámara de Casación Penal de Paraná rechazó el jueves, por mayoría, el recurso de casación interpuesto por la abogada querellante Corina Beisel y el fiscal Ignacio Aramberry, y mantuvo el beneficio de la prisión domiciliaria para el acusado, Jorge Julián Christe.

El imputado está sospechado de ser el autor del delito de «Homicidio agravado» en el femicidio de su novia, Julieta Riera, de 24 años, quien murió el 30 de abril como consecuencia de la caída del balcón del octavo piso del edificio de calle San Martín de Paraná. Para la Fiscalía y la querella, su novio la arrojó; el acusado afirma que se trató de un accidente.