El Gobierno provincial pretende tratar el controversial proyecto luego de las elecciones del SUTE, que se encuentra en una puja interna muy fuerte.

La propuesta del ejecutivo generó mucha oposición de los gremios y los docentes, que consideran que en este contexto de pandemia no es el momento para hablar de la Ley de Educación.

El ejecutivo presentó un proyecto y, ante las críticas recibidas, comenzó a hacer cambios importantes en el borrador. Abrió el debate para escuchar propuestas y se modificaron puntos que habían generado polémica, como en el caso de las escuelas artísticas y la potestad del director general de Escuelas de cambiar el estatuto docente. También se eliminó que el salario estará atado al “compromiso” de los docentes.

No se va a poder debatir la ley en serio mientras el SUTE tenga la interna que tiene. Hay que tomarse todo el tiempo que sea necesario porque es un tema clave y no podemos prescindir de la voz del gremio en la definición», manifestó el Gobernador en las últimas horas a Los Andes.

Y esto tiene que ver con la puja interna que existe en el sindicato, entre el entre el sector de Sebastián Henríquez, del Frente de Izquierda y los Trabajadores, y Gustavo Correa, Secretario General de la CTA Mendoza y referente del Frente Azul Naranja, quien es muy crítico con la actual conducción del SUTE.