El pedido ya está en manos del Gobernador Rodolfo Suarez, quien debe resolver si pueden retornar con las actividades. Funcionarían como espacios recreativos. Alrededor de 80 jardines cerraron sus puertas en la provincia desde que comenzó la pandemia.

Según cifras que maneja la asociación de propietarios de jardines maternales, en todo Mendoza han cerrado unos 80 establecimientos desde que estalló el coronavirus. Además, se teme que se profundice la situación si continúan con las medidas de no abrir.  

Ahora surgió una posibilidad para que vuelvan a funcionar con estrictos protocolos, tras las reuniones que han mantenido integrantes de la asociación de jardines maternales con los diferentes intendentes de la provincia.

El intendente Ulpiano Suarez afirmó que la decisión es del Gobernador.

«Pedimos la reapertura de los jardines maternales privados como espacios recreativos, enfocando nuestros objetivos en el área lúdica, psicomotriz y deportiva. Planteamos realizar actividades en los espacios abiertos de nuestras instituciones, teniendo como prioridad respetar todos los protocolos para asegurar el bienestar de niños y personal”, afirman los propietarios.

En las últimas horas se dio una charla con el jefe de la comuna de Ciudad, Ulpiano Suarez, quien se mostró muy optimista con conseguir el visto bueno del ejecutivo y las autoridades sanitarias. “Si se aprueban los protocolos vamos a avanzar con la reapertura de jardines y guarderías municipales. Muchos se han reinventado en este tiempo y van a los domicilios, pero se requiere de una logística importante y no todos pueden hacerlo. El Gobernador se comprometió a analizar el tema con el equipo de salud  y esperamos tener una respuesta”, manifestó el intendente.

Desde que comenzó la pandemia la situación de jardines y guardería es desesperante, ya que han tenido facturación cero con lo que eso representa para las personas que trabajan en estos espacios. “Me dicen que solo un 2% de los jardines maternales de provincia recibieron ATP. Por eso necesitan volver a funcionar, no sólo por la conservación de los puestos de trabajo sino también para brindar contención a los niños”, agregó Suarez.

Los salones de fiestas

Tanto los salones de fiestas como los boliches son de los sectores que aún no han podido retornar al trabajo, desde que se tomaron las medidas sanitarias para afrontar la lucha contra la pandemia. “Está la posibilidad de que funcionen como restaurantes, pizzerías y sandwicherías que son los rubros habilitados en la provincia. Deben requerir la ampliación del rubro, pero es posible. Es una manera de reactivar la actividad”, contó el intendente de Ciudad.

¿Qué deben hacer? Los propietarios tienen que presentarse en cada uno de los municipios con los requisitos para funcionar como locales gastronómicos. Hay que recordar que en Mendoza estaban habilitadas las mesas afuera y hace unos días se amplió la medida y se puede atender adentro con los protocolos definidos.