Incluyó una recategorización masiva, un incremento del 30% en asignaciones familiares y el otorgamiento de un bono de $ 2.000

El gobierno de Bonaerense mejoró la oferta a los trabajadores estatales y quedó muy cerca de cerrar la paritaria con el sector. Los negociadores del Ejecutivo presentaron una oferta mejorada en dos tramos del 14% para lo que resta del año, una recategorización masiva, un incremento del 30% en asignaciones familiares y el otorgamiento de un bono de $ 2.000.

«Esta paritaria no nos hace perder a manos de la inflación y en los sectores más postergados le ganamos ampliamente», dijo el secretario general de ATE Bonaerense, Oscar de Isasi tras la reunión.

Todo indica que la oferta será aceptada por los gremios mayoritarios. Desde ATE afirman que ahora se analizará formalmente en la reunión de consejo directivo provincial, pero esperan que los 59 secretarios generales respalden la propuesta.

La propuesta realizada por el Ejecutivo establece un aumento del 10% en septiembre, un 2% en octubre, y un 2% en noviembre. Según De Isasi, la oferta -por tres meses- «no nos hace perder a manos de la inflación, eleva los salarios más bajos de la administración pública provincial, aumenta las asignaciones familiares y nos mete en el camino de las recategorizaciones».

Fue la tercera reunión con los gremios del sector. En la primera, los negociadores del gobierno no hicieron una propuesta formal, y en le segunda se ofreció un 10% que fue rechazado de inmediato por los sindicatos

La ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, dijo que «la intención es que los empleados estatales no vuelvan a perder como los últimos tiempos. Los gremios pidieron contemplaciones para los sueldos más bajos, que visiblemente son los más afectados en este momento». En tanto, el ministro de Hacienda, Pablo López, explicó que «luego de la propuesta inicial que realizamos la semana pasada, y en base a lo que han manifestado los gremios, elaboramos una nueva propuesta que recoge las demandas planteadas».