La vuelta a clases presenciales se volvió a demorar en medio de la reunión que mantuvo el ministro de Educación, Nicolás Trotta, con sus pares de las provincias.

Antes de que se desarrollara la reunión, los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires habían salido a plantarse contra la vuelta a clases, fue la titular de la FEB, Mirta Petrocini, quien planteó una postura determinante luego que el gobierno nacional manifestara la posibilidad del regreso de clases.

La reunión generó mucha expectativa luego de que el propio Trotta anticipara novedades para este martes y tras su primera declaración fuerte al respecto de la «convivencia» con el coronavirus. «No hace falta una vacuna para que vuelvan las clases», había dicho el ministro el lunes.

Este martes el Ministerio informó que, en la reunión, realizada por Zoom durante más de tres horas, se presentó una guía de análisis de riesgo epidemiológico en base a criterios objetivos, elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación con el aporte de especialistas que integran el consejo asesor.

Con esta guía, se dispuso un criterio de «bajo riesgo» epidemiológico y «adecuado a cada provincia» para la vuelta a clases presenciales en las grandes urbes que reemplazará al que estipulaba un nivel mínimo o nulo de contagios para definir el regreso.   Este criterio será analizado por las autoridades provinciales de salud y educación, en una reunión que se llevará a este miércoles a las 15.