El Gobierno habilitó a partir de este jueves, y con una prueba piloto, la actividad turística en San Carlos de Bariloche.

El Gobierno habilitó a partir de este jueves, y con una prueba piloto, la actividad turística en San Carlos de Bariloche, que había sido interrumpida por la pandemia del coronavirus que obligó a decretar el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (APSO) en marzo.

Por medio de la decisión administrativa 1819/2020, publicada hoy en el Boletín Oficial, el turismo volverá a la ciudad perteneciente a la provincia de Río Negro, pero será con numerosos protocolos y con un límite de hasta 500 personas exclusivamente del Alto Valle rionegrino.

Este esquema se presenta como un «ensayo ideal» que ayudará a aceitar todos los mecanismos exigidos en el contexto de la pandemia de cara al reinicio de los vuelos de cabotaje y el próximo verano.

Según detalla el documento, «se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19».