La UCIM, Cecitys y FEM, cámaras que representan a los comerciantes de Mendoza, manifestaron su oposición al horario corrido en verano. Piden que sean los comerciantes quienes decidan la forma de trabajar.

«El horario que pretende imponer el CEC sólo favorecerá a los shoppings y centros comerciales cerrados, los que podrán seguir atendiendo hasta las 21, mientras el comercio tradicional deberá cesar sus actividades a las 17 o a las 18 horas. Llevándolo de esta manera la debacle total», expresa el comunicado de la UCIM.

En tanto, desde la FEM y la Cecitys, manifestaron que muchos comerciantes no apoyan el horario corrido en verano, porque la gente no saldrá a comprar en horas de altas temperaturas.

En el texto, la UCIM manifiesta que “desde hace cinco años la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, viene sosteniendo la necesidad de adecuar el horario de atención del Comercio de la Ciudad de Mendoza, el Gran Mendoza y los departamentos del Este, Sur y Valle de Uco. Dicha adecuación está referida a dos épocas del año: la invernal y la estival. La idea era y sigue siendo, que en los meses de otoño e invierno, la atención del comercio se llevará a cabo en horario corrido de 9 a 17 o de 10 a 18 horas. Sin perjuicio de aquellos negocios que quisieran no innovar. Para los meses de primavera y verano, la atención volvería a horario discontinuo”.

Además, sostiene que es incomprensible, dado el momento crítico que atraviesa el país y la provincia y en particular el Comercio, la actitud asumida  del CEC,  creando  un conflicto, donde no lo hay. Ya que pretende imponer un horario impracticable para el Comercio en el verano mendocino.

La polémica por el horario corrido o partido, surgió cuando fue publicado el decreto que habilitaba a los comercios a funcionar casi como en tiempos convencionales: entre las 9 y las 21. Fue en ese momento en el que el CEC salió a pedir que continuara el horario corrido, puesto que era más conveniente para los empleados.

Hay que recordar que el Legislador, Diego Costarelli (UCR), presentó hace pocos meses en la Legislatura un Proyecto de Ley referido a este tema. En el mismo solicita un horario de atención al público entre las 10 y las 18 para el invierno, y de 9 a 17 para el verano.«Consideramos este último totalmente inadecuado”, manifestaron desde la cámara.