David Nabarro dijo que las cuarentenas son válidas solo en el momento de «reorganizar», pero Tedros Adhanom Ghebreyesus expresó que «no queda otra opción» que el confinamiento.

Un asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuestionó a la Cuarentena como principal estrategia gubernamental para controlar la propagación del coronavirus y alertó que las restricciones generan un aumento de la pobreza. Sin embargo, el director del organismo, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, expresó que «no queda otra opción» que el confinamiento ante el aumento de casos de Covid-19 en Europa y América.

«Entendemos la frustración de muchos países a medida que ven los casos subir de nuevo», señaló en rueda de prensa el etíope, y explicó que «llegado cierto punto, no hay otra cosa que hacer que dar órdenes de quedarse en casa para ganar tiempo y usarlo para elaborar planes, preparar a los trabajadores sanitarios y mejorar los test».

Y advirtió: «Dejar que el virus circule llevará a infecciones, sufrimientos y muertes innecesarias».

Como contrapartida, David Nabarro, uno de los seis enviados especiales de la OMS para el Covid-19, dijo al medio británico The Spectator que «en la Organización Mundial de la Salud no abogamos por las cuarentenas como el principal medio de control de este virus».

«El único momento en que creemos que una cuarentena está justificada es para ganar tiempo para reorganizar, reagrupar y reequilibrar sus recursos; proteger a los trabajadores de la salud que están agotados. Pero en general, preferimos no hacerlo», afirmó.

Según el especialista, las restricciones «solo tienen una consecuencia que nunca hay que menospreciar y es hacer que la gente pobre sea mucho más pobre».

Según Nabarro, el impacto económico en los países pequeños que dependen del turismo y el aumento de los niveles de pobreza son dos efectos importantes de las cuarentenas y citó como ejemplo los daños sufridos en lugares como el Caribe o el Pacífico debido a la cancelación masiva de los viajes o las pérdidas de los pequeños agricultores en todo el mundo porque sus mercados han sido golpeados.