El accidente ocurrió en la Ruta 88 al llegar a inmediaciones de la Escuela Beghin de Dubois, cuando un hombre volcó con la Renault 4L  cayó en una zanja y estuvo atrapado unas horas hasta que los rescatarlo.

Todo ocurrió este domingo cerca de las 5:45 de la madrugada, un hombre que circulaba al mando de un vehículo marca Renault 4L por la Ruta 88 al llegar a inmediaciones de la Escuela Beghin de Dubois debió realizar una maniobra brusca para esquiva a un equino, lo que provocó que “mordiera” la banquina, volcara y cayera a un zanjón que se encontraba a la vera sur de la calzada.

Según informaron fuentes oficiales a este medio, debido al horario y el lugar donde sucedió el siniestro, -una zona que no es muy transitada- el joven permaneció vario tiempo sin asistencia y herido. Posteriormente, tras gritar varios minutos por ayuda, fue asistido por lugareños que dieron aviso al 911 y luego, trasladado al Hospital General Las Heras de Tupungato, donde constataron lesiones en la cadera y diferentes golpes en el cuerpo.

Marcos, la víctima, en comunicación con El Cuco Digital relató en primera persona como fue el episodio que vivió: “El sábado cuando viajaba de Tunuyán a Tupungato como las 22 horas, me encontré en la ruta a cuatro o cinco caballos, yo me frené y también otro hombre, en ese momento, llamamos al 911 para que fueran a buscarlos y nos dijeron que iban a atender ese asunto, así que nos retiramos confiados del lugar porque mencionaron que iban a mandar una movilidad”.

“Al otro día, el domingo cuando estoy volviendo de trabajar, me encontré a un caballo parado en el medio de la ruta y a unos cuatro al costado, entonces, le esquivé, agarré la banquina y terminé volcando quedando inconsciente en el agua; después, me arrastré hasta la calle pidiendo ayuda, como media hora pedí auxilio, hasta que me ayudó una gente del lugar”, siguió contando.

Luego, Marcos mencionó que fue trasladado al Hospital Las Heras. “Ahí estuve en una camilla como por tres horas y lo único que me hicieron fue un hisopado teniendo un traumatismo en la cabeza que era para puntos. Sentí que fue una mala atención. Después me trasladaron al Scaravelli y ahora estoy internado en pediatría porque no hay cama, pero dentro de todo estoy bien recuperándome”.