Las declaraciones del diputado nacional Sebastián García de Luca reavivan la pelea interna en Juntos por el Cambio entre los «duros» y el ala «moderada».

El diputado nacional Sebastián García de Luca contradijo hoy al ex presidente Mauricio Macri al afirmar que durante el gobierno de Juntos por el Cambio «la estrategia política se definía en la Jefatura de Gabinete» y destacó que el ala de Rogelio Frigerio y Emilio Monzó logró «construir gobernabilidad».

Las declaraciones del ex viceministro del Interior reavivan la pelea interna en Juntos por el Cambio entre los «duros» y el ala «moderada», donde se ubican Frigerio y el ex presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, que buscan una renovación del espacio opositor.

Macri dijo el lunes a modo de autocrítica que no debió «delegar la negociación política, en el ala más política, filoperonista», como definió al sector de Monzó y Frigerio, ante lo cual De Luca subrayó: «La gestión y la estrategia política se definía en la Jefatura de Gabinete, sus ojos y oídos, como Macri definió».

«No éramos nosotros quienes tomábamos esas decisiones, sí participábamos desde nuestro rol lógico», agregó el diputado a través de un comunicado, al tiempo que valoró el rol del ex ministro del Interior y el ex presidente de la Cámara baja.

En este sentido, subrayó: «Gracias a Monzó y Frigerio logramos tener las leyes más importantes y construir gobernabilidad durante los cuatro años de gobierno, con enorme minoría legislativa y estructura política».

De Luca sostuvo que ellos dos «también lograron convencer a (el entonces senador Miguel) Pichetto para que sea el compañero de fórmula (de Macri) en la última elección, como en 2014 con la UCR y (Elisa) Carrió, a pesar de las resistencias internas en el PRO, para conformar Cambiemos».

En su réplica a Macri, el diputado destacó además medidas en las que intervinieron Monzó y Frigerio como la ley de Consenso Fiscal y la actualización del Fondo del Conurbano y afirmó que esto permitió «reconstruir el federalismo luego de que muchos gobiernos nacionales asfixiaran a las provincias con el látigo y chequera».

En el mismo sentido, subrayó que «el aumento de tarifas, el cambio de fórmula jubilatoria y tantas medidas tomadas en los cuatro años no fueron ideas de Emilio o Rogelio, sin embargo, ambos se pusieron al frente de las negociaciones».

La respuesta del diputado al ex presidente se inscriben en la disputa que atraviesa al PRO y es al mismo tiempo un capítulo más de la interna que ya se había manifestado durante la gestión de Macri.

Frigerio y Monzó habían sido marginados de la mesa chica del gobierno por Peña, lo que llevó incluso a que el presidente de la Cámara de Diputados manifestara públicamente sus diferencias, sin dejar de formar parte del oficialismo.

Tras la salida de Macri de la Presidencia, ambos dirigentes se acercaron al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien también aparece ahora alejado del ala más «dura» que encarna la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, con el aval del ex presidente.

En los últimos días, también la referente de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, tomó distancia públicamente de lo que ella llamó «los extremos».