Mauricio Macri habló con el periodista Joaquín Morales Solá, dijo que no pretende postularse como candidato para las legislativas del año que viene, reflexionó sobre los errores que cometió durante su gestión, afirmó que se siente perseguido por el oficialismo y, tras comparar a Cristina Fernández de Kirchner con Diego Maradona, lanzó: «La vicepresidenta es quien conduce el Gobierno».

«La cuarentena eterna no tuvo ningún resultado a la vista»

Al referirse a las protestas, opinó: «Yo lo interpreto como la razón por la cual, siendo pesimistas por lo que vendrá en los próximos meses, tenemos que ser muy optimistas por lo que va a suceder en los próximos años. Cada demostración, donde se ve más movilización, convicción y coraje, todo en forma pacífica, demuestra la decisión que existe en el pueblo argentino de salir adelante».

Según él, los reclamos tienen dos motivaciones: «‘No’ al atropello y ‘sí’ a la cultura del trabajo y a la libertad. Lo que pide la gente hoy es que el Gobierno pare de intentar atropellar las instituciones y que reestablezca la normalidad en el país». En relación a esto, señaló que «la cuarentena eterna ha sido muy dañina y ha afectado muy severamente las libertades y la forma de vida» de la sociedad. «No tuvo ningún resultado a la vista porque claramente estamos entre los peores países en términos de resultados sanitarios por el coronavirus».

Al comienzo de la entrevista con Desde el llano, programa de TN, el expresidente agradeció la invitación y dijo: «Me permite reencontrarme con mis queridos argentinos después de tanto tiempo». Luego, si bien resaltó que las manifestaciones son «absolutamente espontáneas», afirmó: «Se identifican con los valores que defendió nuestro gobierno durante los cuatro años, pero podrían apoyar a cualquier otro espacio político que se comprometa a lo mismo».

Tal como enumeró, lo que caracteriza a su partido es que defiende las instituciones y las libertades, y trabaja para que la Argentina «sea parte del mundo y de la revolución tecnológica». «Es no querer encerrarse y jugar de vuelta el juego de suma cero, donde hay que sacarle al otro para tener uno, en vez de pensar que un país sale adelante cuando genera riqueza y esa riqueza se distribuye en forma de nuevos empleos», dijo Macri. Y siguió: «Desatar una guerra de usurpar, expropiar y poner impuestos confiscatorios es todo lo contrario a lo que hay que hacer».

El reclamo en la casa de Cristina

Sin embargo, el referente de Juntos por el Cambio consideró que no fue correcto que se hubieran manifestado frente a la casa de Cristina. «No era el lugar a convocar. Por más de que uno esté enojado con una persona en particular porque siente que lidera una agenda que es contraria a lo que uno dice, uno tiene que expresar sus ideas en un espacio neutral, no en el domicilio de una persona. No hace falta».

De todos modos, apuntó contra Cristina Kirchner por el «avance sistemático» contra la Justicia: «Lamentablemente, la vicepresidenta, que es la que está conduciendo el Gobierno, como casi todos pensamos que iba a suceder, tiene una agenda propia, que tiene que ver con sus problemas. Eso hace que ella necesite bloquear, dominar y someter a la Justicia».

Sobre la ampliación de la Corte Suprema, evaluó: «No le veo la utilidad. No es lo que va a resolver el tema. Menos en este momento, hoy la prioridad es, con responsabilidad, terminar de salir de esta pandemia, poner en marcha el país y resolver la angustia de la gente».