El pedido de un facultativo del Hospital Regional Antonio J. Scaravelli, deja al descubierto la complicada situación sanitaria que se vive en el Valle de Uco.

La realidad de los profesionales de la Salud en el Valle de Uco es muy dura, teniendo en cuenta que se registran 3079 casos positivos de coronavirus desde que comenzó la pandemia y los médicos no dan a basto.

“Los tres departamentos cuentan con centros Covid-19, entonces que las personas respeten sus domicilios. En el Scaravelli no van a encontrar mejor atención, va a ser la misma, entonces le pedimos que sin son de San Carlos, se hagan atender en San Carlos, lo mismo los que viven en Tupungato”, manifestó Cesar Bunader, médico del Hospital Regional Antonio J. Scaravelli, en diálogo con el Cuco Digital.

El profesional expuso un panorama muy complicado para los médicos, en esta etapa de la pandemia. “Los bloques de internación están con ocupación de camas del 90% o más, y pacientes en espera», confió.

Y por eso pidió responsabilidad a la población para evitar la propagación del virus, teniendo en cuenta que son los jóvenes quienes llevan el virus a sus casas y contagian a los ancianos, o a enfermos patológicos.

“Los médicos y todo el personal de salud estamos muy cansados, dando más del 100% y solos no podemos, necesitamos la ayuda de la población. Desde el hospital se hace lo máximo que se puede, pero el equipo de salud, insisto, solo no puede”, suplicó el facultativo.

Más allá de la saturación del sistema sanitario, destacó que las patologías prevalentes se siguen atendiendo por guardia general que sigue funcionando, como el servicio de Clínica Médica, los servicio de maternidad, neonatología y cirugía y traumatología con urgencias.