Ampliaron el Comité Epidemiológico para analizar una estrategia de regreso a clases.  Ahora deberá definir el Consejo Superior.

El Rector de la Universidad Nacional de Cuyo, Daniel Pizzi, decidió ampliar el Comité Epidemiológico de esa Casa de Estudios con autoridades de cinco facultades y de cuatro de sus secretarías, con la idea de armar una estrategia de regreso a clases presenciales.

La intención es que a partir de esas incorporaciones, se puedan ampliar los criterios para tomar decisiones y, además de lo sanitario, se tengan en cuenta aspectos educativos, económicos, sociales y legales al momento de generar una propuesta para regresar a las aulas, tanto en el nivel superior como en los colegios de la Universidad.

En tal sentido, Pizzi promovió la incorporación de las decanas de las facultades de Educación, Ana Sisti, de Ciencias Políticas y Sociales, Claudia García y de Ciencias Económicas, Esther Sánchez, y los decanos de Filosofía y Letras, Adolfo Cueto y de Derecho, Fernando Pérez Lasala.

Por otro lado, también incorporará al cuerpo de especialistas a la secretaria Académica, Dolores Lettelier y a los secretarios, de Bienestar Universitario, Gustavo Montoya, de Economía, Guillermo Cruz y de Asuntos Institucionales y Legales, Ismael Farrando.

“Una vez ampliado en su conformación, instruiré al Comité Epidemiológico para que analice y eleve  al Consejo Superior, en un plazo no mayor de 15 días, una propuesta de adecuamiento desde distintas perspectivas para un posible regreso a clases presenciales”, señaló el Rector.

“Esa propuesta deberá contener una mirada integral del análisis, contemplando las distintas perspectivas de todos los claustros; deberá incluir además, la posición de todos los sectores involucrados en la Universidad; y deberá estar definida con criterios objetivos comunes”, añadió Pizzi.

“La idea es poder escuchar a cada sector, sea docente, estudiantil, de apoyo académico e incluso de padres y egresados, para que sus aportes también sean tenidos en cuenta en la propuesta”, continuó.

“Luego de esa instancia, el máximo organismo colectivo de Gobierno de esta Universidad, podrá analizar y resolver, siempre en coincidencia con las decisiones nacionales, la posibilidad de volver a las aulas. De esa manera estará garantizado el diálogo horizontal en el marco del co-gobierno universitario”, concluyó.

El Comité Epidemiológico de la UNCUYO se conformó a principios de marzo de este año, desde la Facultad de Ciencias Médicas, con el objetivo de analizar los pasos a seguir durante la pandemia que en ese tiempo recién comenzaba. 

Desde el principio estuvo integrado por referentes de ámbitos sanitarios de la Universidad como esa propia Unidad Académica, Salud Laboral, Salud Estudiantil y especialistas en infectología y epidemiología, realizaron las sugerencias iniciales que permitieron al Gobierno universitario tomar decisiones tales como volcarse a la virtualidad de clases y exámenes y suspender actividades presenciales administrativas, entre otras.