Los colaboradores más cercanos de la jefa comunal se contagiaron de COVID-19. Flor Destéfanis fue hisopada y dio negativo. El edificio municipal, por su parte, estará cerrado hasta el lunes 19 de octubre.

Debido a que sus colaboradores más cercanos se contagiaron de coronavirus, la intendenta de Santa Rosa, Flor Destéfanis, debió hacerse un hisopado y este dio negativo. De todas formas se encuentra aislada por ser contacto estrecho.

Ante esto, dispuso a través de un decreto el cierre de la municipalidad hasta el lunes 19 de octubre para realizar tareas de desinfección en las instalaciones, en el marco de la emergencia sanitaria COVID-19.

Asimismo, se comunicó que los Servicios Públicos de recolección de residuos, tanques de agua y demás tareas esenciales, seguirán funcionando con total normalidad y además se autorizó la atención de manera virtual para trámites municipales.