Es para descomprimir el sistema de salud y evitar que colapse debido a la cantidad de casos positivos que se han dado en estos últimos días.

El intendente, Juan Manuel Ojeda, anunció una nueva medida para los empleados municipales con el fin de descomprimir el sistema de salud y evitar un colapso. Se trata de un asueto administrativo voluntario desde hoy al lunes 19 de octubre inclusive.

El intendente Ojeda recomendó a los agentes que se adhieran a esta medida que se queden en sus casas, eviten las reuniones, que traten de salir a comprar un integrante por familia, que utilicen el tapaboca, que se higienicen permanentemente y respeten todas las normas preventivas para evitar más contagios. A esto agregó que en caso de detectar en las calles a un trabajor municipal -que se haya adherido a esta normativa-, el mismo será pasible de sanciones.

Continuó afirmando que el municipio garantizará los servicios esenciales como son: recolección de residuos, camión atmosférico y guardias pasivas en Zoonosis, Cementerio y Agencia de Comunicación. En caso de consultas, los empleados deberán comunicarse con su superior para analizar de qué manera trabajarán en los próximos días.

Sobre el resto del personal manifestó que no van a trabajar y así podrán generar un lapso de tiempo, teniendo en cuenta la creciente curva de casos positivos de Covid-19 en el departamento. “…Nos basamos en que el municipio es una gran patronal donde creemos que también va a permitir la baja de la circulación de los vecinos durante los próximos cinco días”, afirmó.

Aprovechó además para pedirles a los vecinos paciencia, ya que de a poco se irá generando la baja de contagios pero para ello hay que seguir cumpliendo los protocolos y cuidarnos entre todos.  “Que no sea en vano el esfuerzo que hemos hecho estos últimos seis meses”, concluyó.