Carlo Acutis, nacido en Londres el 3 de mayo de 1991 y fallecido en Monza el 12 de octubre de 2006 a causa de una leucemia fulminante, fue declarado Venerable el 5 de julio de 2018. Sus restos descansan en el Santuario del Despojo en Asís, Italia y le fue reconocido el milagro de un niño brasileño que sanó de una grave enfermedad en 2013.

El joven, conocido como el «ciber-apóstol de la Eucaristía», fue beatificado el sábado 10 de octubre a las 9 hora de Argentina, en la Basílica papal de San Francisco de Asís, en esa ciudad italiana. Es el último paso antes de ser santificado.

Pero una enorme sorpresa se produjo el jueves pasado, cuando el cuerpo del joven de 15 años fue exhumado para su beatificación. La tumba fue abierta en una ceremonia religiosa en el Santuario en Asís y las imágenes de su cuerpo se volvieron virales porque, a 14 años de su entierro, el cuerpo se mantenía en perfectas condiciones, sin ningún signo visible de deterioro.

Las redes se inundaron de afirmaciones que hablaron de milagro. Los mas escépticos dicen que la conservación intacta de su cuerpo puede darse por la falta de oxígeno en el lugar donde yacen los restos.

Por su parte, el rector del Santuario, el padre Carlos Acácio Gonçalves Ferreira, confirmó que el cuerpo de Carlo «se encuentra en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro. Conserva todos los órganos», dijo.

«Se han hecho trabajos sobre el rostro, y es bonito que por primera vez en la historia se pueda ver a un santo vestido con pantalones jeans, zapatillas deportivas y buzo. Eso es un gran mensaje», agregó el religioso.

Carlo dio a conocer al mundo, a través de las nuevas tecnologías, la belleza de la Palabra de Dios, así como el consuelo que proviene del rezo del Rosario y el valor de la Eucaristía, su «autopista hacia el Cielo».

La mamá de Carlo dice que era un chico normal al que le gustaban los videojuegos y tenía «una vida espiritual especial y dones en Internet».