El senador quiere saber por qué el Gobierno, a través del Ministerio de Salud, recurrió a un privado y dejó de lado los test Neokit de desarrollo local.

Se compró en una cifra sideral en dólares test rápidos a un laboratorio extranjero, en vez de usar los test “Neokit” desarrollado por investigadores del Conicet.

El senador Julio Cobos presentó un proyecto solicitando al Poder Ejecutivo, que informe las razones que llevaron al Ministerio de Salud de la Nación a licitar y adjudicar 375.000 test rápidos a Laboratorios Abbot, por un valor de 1,9 millones de dólares, dejando de lado a los test Neokit de diagnóstico rápido desarrollados por el Conicet, la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, y científicos y científicas del Instituto de Ciencia y Tecnología Dr. César Milstein.

El mendocino explicó que “el Gobierno Nacional mediante el Ministerio de Salud, decidió comprar 375.000 test rápidos a Laboratorios Abbot, dejando de lado de esta manera a los test Neokit de diagnóstico rápido, desarrollados entre el Conicet y el laboratorio Cassará. Queremos saber las razones por las que se han desestimados los tests de producción nacional».

Cobos señaló que “sabemos que el Instituto Milstein cuenta con la capacidad necesaria para producir 20.000 reacciones por día, además de que el Neokit Plus permite reducir a la mitad el tiempo y bajar notablemente los costos. Es una buena opción para poder incrementar la cantidad de test diarios y actuar en forma preventiva”.

“Con más de 200 días de cuarentena, el mayor problema ha sido la falta de testeos masivos, ya que Argentina se encuentra entre los últimos países en cuanto a cantidad de testeos por millón de habitantes. Sin embargo, y pese a tener esta respuesta a nivel local creada por el Conicet, el Gobierno decidió licitar y adjudicar, a la par del lanzamiento del Plan Federal Detectar, una compra de test rápidos a Laboratorios Abbot, por un valor de 1,9 millones de dólares”.

“Es importante saber los motivos por los cuales se desestimó la producción de este Kit argentino y que se haya optado por los producidos por el Laboratorios Abbot. Nuestro país tiene la mejor calidad humana y científica para ofrecer diversas respuestas para combatir el Covid-19 y es un orgullo que nuestros científicos sean protagonistas en la lucha contra esta pandemia. Es por ello, que precisamos información para entender las razones que llevaron al gobierno a desestimar las ofertas nacionales de test de diagnóstico rápido” finalizó el senador radical.