La diputada camporista Gabriela Estévez será la responsable de la nueva sede del Instituto que se inaugurará en la Capital cordobesa. El ultra cristinismo quiere consolidad su identidad dentro del Frente de Todos.

Calle Urquiza al 350, pleno centro cordobés. Allí, en una vieja casona que está siendo reacondicionada, funcionará el Instituto Patria Córdoba, la nueva apuesta política de Cristina Fernández en la provincia más macrista del país.

La propuesta nace con la misión de replicar localmente lo que a nivel nacional sucede en la sede que conduce el senador Oscar Parrilli; abrir un espacio de discusión política pero, sobre todo, de contención para el ultra kirchnerismo disperso hoy en la amplia paleta del Frente de Todos.

Justamente, para no perder identidad en el nuevo frente oficialista, el cristinismo cordobés busca ratificar su origen, fortalecerse políticamente y expandirse en la provincia.

Una misión que desde Buenos Aires le encomendaron a la diputada nacional Gabriela Estévez, nueva responsable del Patria Córdoba. La dirigente de La Cámpora que siempre se mantuvo alineada a la figura de la ex presidenta, es la persona de confianza de Máximo Kirchner en Córdoba y una de las principales interlocutoras con el peronismo del gobernador Juan Schiaretti.

De hecho, hasta antes de la pandemia, pese a no pertenecer al PJ orgánico, Estévez formó parte de la mesa de discusión formal abierta con el schiarettismo en el marco de la renovación de las autoridades del partido.

Y desde diciembre, con el desembarco de Alberto Fernández en el poder central, comparte junto al senador Carlos Caserio el rol de armadores del frentetodismo local, una construcción en la que trabaja junto a intendentes del PJ y dirigentes en la Capital cordobesa.

El Patria Córdoba buscará sintetizar y representar a todas las expresiones que son parte del kirchnerismo local, entre las cuales, hay muchas no peronistas. Allí radicará uno de los principales desafíos, compatibilizar con aquellos sectores internos más radicalizados, que son parte del ultra cristinismo pero que no apoyan ni apoyarán ningún tipo de acercamiento con el gobierno de Schiaretti. Por el contrario, rechazan la idea y ya advirtieron que promoverán lista propia para el ´21 si finalmente hubiese unidad.

Uno de los problemas históricos del kirchnerismo en Córdoba siempre fue la desarticulación interna y la falta de una conducción local clara. Ahora, el Patria Córdoba será el nuevo comando de acción de ese núcleo duro, buscará ordenar hacia adentro y reafirmar su línea política: Cristina, conducción.

La modalidad de inauguración de la sede en Córdoba prevista, en principio, para fines de noviembre, se está trabajando debido a la situación sanitaria de la provincia, pero es posible que en la ocasión se presente el libro «Néstor, el hombre que cambió todo», de Jorge ‘Topo’ Devoto. Y si bien, no se espera la participación de la vicepresidente, sí estará Parrilli junto a otros referentes nacionales y también el ex secretario de Derechos Humanos de la Nación y dirigente cordobés, Martín Fresneda, entre otros dirigentes cordobeses.