29 de noviembre de 2022

Cerca de 80 países ratificaron sus compromisos de reducción de gases de efecto invernadero

Organizado por Naciones Unidas, el encuentro que tuvo como objetivo evitar que las temperaturas a final de siglo suban menos de 2 °C, contó con la presencia virtual de representantes de 78 países.

Jefes de Estado y de gobierno representantes de cerca de 78 países, participaron de forma virtual en la Cumbre de Acción Climática 2020, en el quinto aniversario del acuerdo de París (COP21) y ratificaron sus compromisos de reducción de gases de efectos invernadero anunciadas hace un lustro para evitar el calentamiento global del planeta.

La cumbre se inició con la presencia de líderes mundiales, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente chino Xi Jinping, así como representantes empresariales, de la sociedad civil y pueblos indígenas,

Los oradores en la Cumbre, organizada por Naciones Unidas, Reino Unido, Francia, China e Italia, fueron seleccionados por la ambición de sus objetivos con el clima, con la premisa de que «no habrá lugar para declaraciones generales».

Por su parte, el primer ministro de Pakistán, Imran Jan, prometió cesar la construcción de centrales térmicas alimentadas por carbón tras aumentar 5 gigawatios la producción de este tipo de centrales en los cinco últimos años.

El primer ministro indio, Narendra Modi, no planteó ningún compromiso nuevo pese a que su país es el tercer contaminante del planeta; en ese sentido aseguró que «India no solo está en vías de lograr los objetivos del Acuerdo de París, sino que estará por encima de ellos».

Italia, por su parte, donará 30 millones de euros al Fondo de Adaptación de la ONU, mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció una nueva ley climática con medidas concretas para impulsar la transición económica hacia la neutralidad de emisiones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró que su país reducirá sus emisiones «al menos» al 68 por ciento para finales de la década y animó a los líderes mundiales a apoyar las innovaciones científicas para ayudar a «defender la Tierra del desastre del calentamiento global».

× Comunícate con nosotros