8 de febrero de 2023

Crimen de Florencia: fue apartada la policía que desestimó el llamado del 911

El día de la muerte de la joven de 14 años, una vecina de la pareja imputada llamó al 911 y denunció gritos y pedidos de auxilio, pero la oficial cortó la comunicación que podría haberle salvado la vida.

Tras la confirmación que el cuerpo encontrado ayer en Maipú es de Florencia Romano, la adolescente de 14 años que desapareció el sábado y que apareció asesinada y quemada en una acequia, comenzaron a conocerse más detalles del caso.

Uno tiene que ver con el llamado al 911 que hizo una mujer, vecina de la pareja detenida, que denunció escuchar gritos y pedidos de auxilio pasadas las 18 horas del sábado. Del otro lado atendió una policía que desestimó el llamado y cortó la comunicación.

Por este motivo, la oficial fue suspendida tras el pedido de la Inspección General de Seguridad (IGS), organismo que investiga el accionar de la efectivo y también de sus superiores que controlan el funcionamiento del CEO.

La pareja imputada por femicidio ya se encuentra en la cárcel.

«Si recordamos qué pasó con los operarios que no reaccionaron ante los llamados al 911 previos a la tragedia de la ruta 7 (en 2014, cuando varios mendocinos alertaron de un camión en contramano por el acceso este), todos fueron echados de la fuerza«, expresó en Canal 7 Marcelo Puertas, a cargo de la IGS, sugiriendo que la mujer podría recibir la misma sanción.

Florencia Romano fue golpeada en gran parte de su cuerpo y presentaba fractura nasal y de cráneo, además de ser degollada y quemada. La hipótesis principal de los investigadores es que intentó defenderse de un abuso sexual.

Por el crimen se encuentran detenidos Pablo Arancibia (33) y su concubina, Micaela Méndez (27), quienes fueron imputados por femicidio por la fiscal Claudia Ríos.